«La mejor forma de beber agua de las fuentes con garantías es hirviéndola»

La especialista en análisis clínicos da consejos para consumir agua de manantiales protegiendo la salud


viveiro / la voz

En uno de los otoños más secos que se recuerdan, Meteogalicia predice que mañana la lluvia volverá a la comarca. En función de la fuerza con que caiga, podría afectar a la potabilidad de los manantiales donde los mariñanos recogen agua para beber a diario, como explica la farmacéutica María del Carmen López Lozano, titular de la farmacia de Covas, en Viveiro, y especialista en análisis clínicos.

-Si tras una sequía grande vienen unas lluvias torrenciales durante una temporada breve, hay muchas posibilidades de que al hacer una analítica del manantial el resultado dé mal porque heces y orines que estuvieron tiempo acumulados ahora se disuelvan, se filtren y pasen al manantial.

-¿Cómo se contaminan las fuentes?

-Aparte de a la climatología, todos los manantiales están expuestos a condiciones externas, como pueden ser la influencia de ganado de pastoreo, como vacas y caballos domésticos..., o de fauna salvaje, como corzos, jabalíes..., que pueden ir a abrevar a ellos y hacer allí sus defecaciones. También puede haber contaminaciones humanas, que suelen ser por pozos negros. Y hay que destacar que el manantial puede contaminarse en cualquier punto del recorrido, desde donde aflora hasta el punto de recogida pasando por tramos intermedios. La lluvia puede venir por escorrentía o puede haber lixiviación, es decir, que va filtrando, filtrando hasta que llega, por ejemplo, a un manantial que desciende desde lo alto de una montaña de modo subterráneo.

-Por tanto, agua que vemos clara y creemos potable, podría estar contaminada...

-Ningún agua de ningún manantial tiene garantía sanitaria absoluta, y menos durante todo el año. Pero si el agua huele mal es que hay descomposición bacteriológica. Si viene turbia, puede que traiga tierras o lodos, y eso no significa siempre contaminación. Pero mal olor y turbidez, muy probable contaminación.

-Entonces, ¿se debe consumir agua de los manantiales?

-La mejor forma de beber agua de las fuentes con garantía sanitaria es hirviéndola durante diez minutos; dejándola enfriar, obviamente. Los manantiales son muy necesarios y muy útiles porque siempre valen para usos como el regadío, por ejemplo. Aunque si es para hortalizas y el agua viene contaminada no lo estaríamos haciendo bien porque luego habría que lavarlas muy bien añadiéndoles un producto desinfectante como la amuquina. Por tanto, si no se tiene una garantía sanitaria del cien por cien para poder beberla, pero tampoco para lavar los dientes o frutas y hortalizas que van a ir a la boca, es mejor hervirla. Es un método sencillo, fiable y económico.

-¿Podría dar algún consejo para conservarla?

-Las garrafas que nos venden en el supermercado no se pueden reembotellar varias veces porque el plástico suelta materiales tóxicos. Entonces hay que renovar las botellas con bastante frecuencia o buscar garrafas que sean aptas para material comestible.

-¿Qué puede provocar el consumo de agua contaminada?

-Además de diarreas y gastroenteritis, pueden transmitir parásitos. Por ejemplo quistes de un protozoo que puede producir inflamaciones intestinales y disminuir la absorción de vitaminas y grasas. Puede que el paciente no tenga síntomas, pero su organismo esté sufriendo un deterioro.

-Una leyenda urbana dice que superficies comerciales contaminan las fuentes para «obligar» a comprar agua embotellada...

-La gente tiene muchos prejuicios, pero esto no es para que compren agua, sino para que cuiden un poco su salud porque no se sabe en qué momento esa agua les va a dar un problema que puede llegar a ser serio. Es jugársela.

«Para quienes tiene las inmunidades bajas, como niños, ancianos o enfermos, el riesgo es aún mucho mayor»

Miles de mariñanos consumen a diario agua de manantiales

Desde O Vicedo hasta Ribadeo pasando por Viveiro (en imagen, una joven ayer en la fuente de Verxeles), Xove, Burela, Cervo, Trabada, Mondoñedo o Lourenzá, y pese a los ritmos de la sociedad actual y la falta de tiempo, centenares de mariñanos se desplazan todavía a diario a fuentes y manantiales que tienen en el entorno de sus domicilios para recoger agua, generalmente para beber. Es una costumbre muy arraigada en la comarca pese a la falta de garantías sanitarias. «Aquí hay mucha tradición de ir a buscar agua al manantial de tu barrio», indica una especialista. El consumo de agua embotellada en A Mariña es menor que en zonas más urbanas, especialmente entre la gente de más edad. foto pepa losada

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«La mejor forma de beber agua de las fuentes con garantías es hirviéndola»