El Obispado pide a los curas que no dejen objetos de valor en las iglesias

Reconocen que es prácticamente imposible impedir los robos en los templos

.

ribadeo / la voz

Hace unos días los ladrones entraron en la iglesia de Rinlo y lo intentaron en A Devesa. Fracasaron. Pero volvieron días después y se hicieron con un carillón. Así se demuestra la impunidad, el descaro con el que los ladrones actúan en las iglesias y templos de la diócesis. Reinante, A Ponte de Arante, Santa Cruz en Ove (Ribadeo), Vilaronte, Fazouro, la parroquial de Foz, Santa Cruz de O Valadouro, Bispo Santo (Foz), Santo Estevo do Ermo (Barreiros), Cangas de Foz, A Rigueira (Xove), San Pedro de Mor (Alfoz), la capilla de O Castro (Alfoz), Santo Tomé y Frexulfe (O Valadouro), Conforto (A Pontenova)... la lista de iglesias y templos que han sido objeto de robos o de tentativas fracasadas en los últimos años abarca toda A Mariña. Ante estas oleadas que se suceden periódicamente, desde el Obispado de Mondoñedo-Ferrol se resignan y reconocen la incapacidad para combatirla.

Por ello, de un tiempo a esta parte se ha optado por recomendar a los párrocos que no dejen en los templos objetos de valor, como joyas, cadenas de metales preciosos y similares, que con el dinero de los lampadarios y cajas de limosnas, es lo que buscan los ladrones de este tipo de hurtos, al desestimar hacerse con las tallas, dada la dificultad que tiene comerciar con ellas al ser antigüedades inventariadas.

Meses atrás el máximo responsable de Patrimonio de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, Félix Villares Mouteira, apelaba a la colaboración vecinal instando a llamar a la Guardia Civil en cuanto se observase a gente extraña rondando los templos o se viese algo sospechoso. Esta misma semana, Félix Monteira, tras los robos ocurridos en los últimos quince días en varios templos de A Mariña, manifestaba: «Hai unha banda que xeralmente fai máis dano que os cartos que se levan. Collen os poucos cartos que hai e cousas que poidan vender rápido. Coa cantidade de igrexas e capelas que hai é imposible evitalo. O que lle digo aos sacerdotes é que non deixen cousas de valor nas igrexas, polo menos ouro, xoias das imaxes... mellor telas na casa e levalas cando sexa a festa, porque senón é o primeiro que levan», manifestó.

Caso aparte fue el robo de la iglesia de Rinlo, porque fue una profanación al hacerse los ladrones con objetos de culto. «Pensamos que se trata de unha banda itinerante. Nalgún caso falamos de instalar alarma na igrexa, pero non é efectiva, porque entre que salta e chega a Garda Civil pasa moito tempo. Por iso solo nos queda insistir en que se a xente ve algo estraño, sospeitoso, que chame á Garda Civil, porque máis vale unha chamada, aínda que sexa por nada, que o risco de que rouben», concluyó.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El Obispado pide a los curas que no dejen objetos de valor en las iglesias