Productores de madera vinculan el abandono del monte a los incendios y plantean medidas correctoras

Inmaculada Eiroá González
inma eiroá O VICEDO / LA VOZ

A MARIÑA

Unas doce asociaciones de A Mariña y norte de A Coruña abordaron la situación del sector reunidas en O Vicedo

29 oct 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La preocupación por los incendios forestales ocurridos en Portugal y sur de Galicia fue una de las cuestiones que se puso de relieve en la asamblea celebrada ayer en O Vicedo por unas doce asociaciones de productores de madera de la zona de A Mariña y norte de A Coruña, pertenecientes a Promagal. Según el presidente de esta entidad, Ramón Reimunde, aunque en toda esta zona la principal defensa contra los incendios es la climatología, con unas temperaturas y una humedad que mantienen el verdor del monte, y el hecho de que están más cuidados debido a que producen, también es cierto que existen ciertos montes abandonados y ello supone un peligro tanto para esos montes como para el resto, de cara a un incendio.

Tienen claro que el eucalipto, en contra de lo que han sugerido en algunos ámbitos, no es el culpable de los incendios; prueba de ello es que solamente un 7% del monte que ardió tenía eucalipto.

Al contrario, consideran que la prevención de incendios está ligada a la productividad y a la limpieza del monte, así como a la existencia de infraestructuras (pistas en condiciones para acceder vehículos de extinción; depósitos de agua; brigadas antiincendios profesionalizadas...). Y otro aspecto importante, la necesidad de que se guarden las distancias y que no se plante a menos de 50 metros de ninguna vivienda.

Ayer plantearon propuestas encaminadas a mejorar esa productividad y, por extensión, a paliar el riesgo de incendios. Así, acordaron solicitar que se ponga al día el catastro, que presenta numerosos errores. Pedir a los concellos que amplíen y mantengan limpios los caminos públicos, no solo con el objetivo de dar acceso a las labores de tala y saca, sino para apagar el fuego. Pedir que se potencien las concentraciones parcelarias, con un sistema distinto al actual, ello repercutiría en una mejor ordenación, apertura de pistas, etcétera. Exigir corresponsabilidad a las empresas ligadas al sector maderero, con la posible imposición de un canon o coeficiente para que el propietario mantenga limpios los montes. Solicitar a la Xunta que conceda subvenciones para desbrozar y limpiar los montes de eucaliptos.