¿Quién vigila que la maleza de fincas no invada zonas públicas?

m. cuadrado / j. a. VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Los Concellos siguen criterios dispares: unos actúan de oficio exigiendo limpiarlas y otros solo cuando hay quejas o denuncias

26 oct 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La Administración no da buen ejemplo dejando que las ramas de los eucaliptos invadan zonas del arcén de algunos tramos de la N-642 a su paso por A Mariña. Pero no por ello los ciudadanos deben hacer caso omiso a las notificaciones de los Concellos en las que les instan a tener limpias y libres de maleza fincas privadas, sobre todo las urbanas. También en esto, cada Ayuntamiento actúa de una u otra manera, pero la mayoría coinciden en que cada vez se reciben más quejas vecinales instando a los Concellos a actuar. En Burela remiten cartas a los propietarios recordándoles cuáles son sus obligaciones. Así lo asegura el regidor Alfredo Llano: «Nós, desde o Concello só limpamos cando as cousas son moi urxentes e non entramos na propiedade privada, só limpamos a maleza que sobresae». Pendiente de contar con un técnico de gestión que ayude en estas funciones, el alcalde reconoce que no descartan estudiar y aplicar otras fórmulas que sean más efectivas. De cara al próximo año, intensificarán el traslado de información a los ciudadanos para recordarles que tienen la obligación de cerrar sus fincas, cumpliendo también así con la normativa municipal. «A ver como podemos incentivar á poboación para que sexa consciente deste problema», asegura.

El Concello de Foz no actúa de oficio, sino solo cuando recibe quejas de vecinos. El regidor, Javier Jorge Castiñeira, asegura que de estos asuntos se ocupa la oficina de Medio Ambiente, que es el departamento que recibe y canaliza las críticas. Jorge asegura que son quejas muy habituales, pero también reconoce que el Concello no dispone de medios para atender todas las peticiones.

Mondoñedo y los incendios

Por otra parte, días después de que Galicia registrara una ola de incendios, el Concello de Mondoñedo inició una campaña de sensibilización ciudadana con el objetivo de prevenir incendios. La regidora Elena Candia le recuerda a los vecinos que durante el 2015 y 2016 el Concello realizó tareas de roza, con medios mecánicos y manuales, en 158,0433 hectáreas, y con una previsión para este año de 154,12 hectáreas. Candia reitera cuáles son las obligaciones de los particulares: «...será obrigatorio para as persoas responsables xestionar a biomasa vexetal nunha franxa de 50 metros perimetral ao solo urbano, de núcleo rural e urbanizable delimitado, así como ao redor de edificacións, vivendas illadas e urbanizacións, depósitos de lixo, parques e instalacións industriais ubicadas a menos de 400 metros do monte, de acordo cos criterios de xestión de biomasa estipulados na lei».

La regidora recuerda que en caso de incumplimiento de las obligaciones por parte de los responsables, el Concello podrá notificarles sus obligaciones de gestionar la biomasa y advertirles «da posibilidade de execución subsidiaria no caso de incumprimento e sen prexuízo da institución de procedemento sancionador que corresponda e de aplicación de multas coercitivas».

Ribadeo

En Ribadeo, el Concello en teroría envía periódicamente requirimientos a los particulares para que adecente fincas. Pero curiosamente a unas decenas de metros del consistorio y de la guardería municipal se encuentra una parcela llena de maleza. El hecho fue denunciado por el Partido Popular, que reprochó esta misma semana al alcalde, Fernando Suárez, el uso de una doble vara de medir, según de quien se trate el vecino o propietario afectado.