Intensos debates en los plenos de Foz y Viveiro por la gestión de la sanidad

Solo el PP apoya la propuesta de la Xunta, rechazada por el resto de partidos

.

viveiro / la voz

Con el anteproyecto que prevé cambiar la Lei de Saúde de Galicia, la Xunta da un paso más en el cambio que ya inició en el 2013 porque ahonda en la centralización en Lugo de la gestión del Hospital da Costa y de los centros de salud mariñanos y, además, suprime oficialmente el área sanitaria de A Mariña, que pasará a ser distrito sanitario. Como ya sucedió a principios de esta década, que la gestión de los recursos y del personal de Sanidade en la comarca se decida en la capital de la provincia vuelve a partir A Mariña en dos. Por una parte, el PP, que defiende la consolidación formal de un cambio iniciado en el 2013, y por la otra, el resto de fuerzas políticas, sindicatos y colectivos ciudadanos, así como gran parte de los profesionales de la sanidad pública.

La mayoría, en contra

La división que genera en la sociedad mariñana y en los representantes políticos quedó patente de nuevo anteanoche, en los plenos que se celebraron en Viveiro y en Foz. A propuesta de la Plataforma na Defensa da Sanidade Pública da Mariña, los concejales de esos dos municipios se pronunciaron sobre la supresión del área sanitaria y sobre la reclamación de autonomía de gestión para la comarca. En la corporación viveirense, PSOE, no adscritos y Son Viveiro recibieron aplausos cuando reclamaron que no se elimine el área sanitaria, que el PP acepta porque «búscase unha atención máis próxima, para que os pacientes non teñan que desplazarse a Lugo». Y en el pleno de Foz, con los votos en contra del PP (4 ediles) y el respaldo del PSOE, FPF y BNG prosperó anteayer entre aplausos la moción socialista contra la supresión del área sanitaria.

Castiñeira a la plataforma: «O seu coa sanidade é un embuste»

Toda la oposición de Foz reprochó al alcalde que no presentara él mismo al pleno la moción que le entregó días atrás la plataforma sanitaria. Algunos de los miembros de este colectivo desplegaron en la sesión una pancarta. Lorena Seivane (BNG) pidió la palabra para la plataforma y una de sus representantes, Montserrat Porteiro, relató la pérdida progresiva de servicios desde que el hospital depende de Lugo. Chema Linares (PSOE) lamentó que la Xunta no buscara el consenso social a la hora de planificar el futuro de la gestión sanitaria y alertó de una «privatización silenciosa de la sanidad», y Luis A. Sixto (FPF) acusó al regidor de acatar sin rechistar órdenes de sus superiores de partido. El regidor, Javier Jorge Castiñeira, lamentó que, aún con la ampliación del hospital en marcha y con oncólogos tratando en Burela, no entiende cómo la plataforma vuelve a desenterrar viejos fantasmas. Cree que detrás hay «moitos argumentos políticos». Arremetió contra los «embustes» de la plataforma e incluso vinculó «as mentiras» sobre la independencia de Cataluña con las que «se contan do hospital».

Esperas, traslados y otras carencias se detallaron en el debate de los ediles viveirenses

En el pleno de Viveiro, el popular Antonio Bouza afirmó que el Hospital da Costa «vai ter máis e mellores servizos, e os pacientes serán os grandes beneficiarios». La socialista Isabel Rodríguez lo rebatió detallando esperas, traslados y otras carencias en la asistencia sanitaria en Viveiro y en el hospital, agudizadas, según dijo, desde que la sanidad de la comarca se gestiona desde Lugo.

Según Isabel Rodríguez, médico de profesión, en el hospital «diagnósticos de anatomía patolóxica para enfermedades graves tardan máis de 2 meses, as esperas para rehabilitación van de 12 a 18 meses, unha das 2 das salas de endoscopia está pechada por falta de persoal, as consultas preferentes de traumatoloxía tardan 3 e 4 meses, as escolgrafías preferentes tardan máis de 6 meses, os pacientes teñen que ir a Lugo a operarse de cataratas e de rodilla, ecocardiogramas pedidos no 2105 para o 2016 seguen pendientes no 2017, as consultas para vascular en Lugo tardan máis dun ano...». La concejala del PSOE también apuntó otras situaciones: «Hai esperas dunha semana para algunhas consultas en primaria, as analíticas levan un mes de retraso, para probas de cultivos non hai vez ata o ano que vén...».

Votación
4 votos
Comentarios

Intensos debates en los plenos de Foz y Viveiro por la gestión de la sanidad