La Guardia Civil celebró el día de su patrona con unos actos austeros

En gran parte de los cuarteles hubo misa, prescindiendo de las invitaciones que solían ofrecer a la sociedad

.

viveiro / la voz

La Guardia Civil celebró ayer la fiesta de su patrona, la Virgen del Pilar. Y lo hizo de una forma austera, prescindiendo de la tradicional invitación (un vino español o un almuerzo), que solían ofrecer en los distintos cuarteles a las autoridades, compañeros de otros grupos de las fuerzas de seguridad y representantes de la sociedad civil. Así lo decidieron como muestra de solidaridad con los compañeros destacados en Cataluña y, en el caso de alguna de las asociaciones de la Guardia Civil, como la AUGC, al considerar que existen problemas de índole salarial o en materia de derechos que están sin resolver e impiden «sumarse con ánimo festivo» a estas celebraciones.

Efectivos del destacamento de Burela o de los cuarteles de Viveiro, Ribadeo, Xove y otras localidades asistieron a misa acompañados por los representantes de la Policía Nacional y policías locales, miembros de las respectivas corporaciones municipales, políticos así como representantes de distintos sectores de la sociedad, que les acompañaron en una fecha tan señalada.

Votación
3 votos
Comentarios

La Guardia Civil celebró el día de su patrona con unos actos austeros