Capitanía prevé que en 15 días retiren las palas eólicas perdidas en la ría de Viveiro

Siguen en el mar ocho aspas de 40 metros y cuatro jaulas metálicas donde iban estibadas


viveiro / la voz

Si se cumple el calendario marcado en el contrato entre aseguradoras y las empresas privadas que las retiran, dentro de quince días la bocana de la ría de Viveiro quedará libre de parte de la carga que perdió un mercante el pasado 30 de junio. Hasta ahora han sido recuperadas trece de las veintiuna palas de aerogeneradores y tres las siete jaulas metálicas en las que iban estibadas, de tres en tres, esas estructuras eólicas de 40 metros de largo.

Cuando se retiren del mar las ocho aspas y las seis jaulas, volverá la normalidad a la entrada oeste de la ría viveirense, con lo cual pescadores profesionales y navegantes recreativos ya no tendrán que adoptar precauciones como las que tomaba la mayoría desde que a principios de julio comenzaron a aflorar entre aguas algunas palas.

Basándose en las informaciones recibidas del contratista principal, Fernando Otero, titular de la Capitanía Marítima de Burela, explica que durante la semana que hoy comienza está programada la inmersión de buzos para abrir las cuatro jaulas localizadas en el fondo del mar, algunas de ellas con palas eólicas en su interior. A medida que los submarinistas vayan preparando aspas y jaulas para transportarlas hasta el puerto, una embarcación las irán trasladando a Celeiro. Una vez en el muelle, excavadoras con garfios despedazan las palas y las jaulas y las introducen en contenedores.

Lo que entre algunas gentes del mar de Viveiro y su entorno ya llaman «o culebrón das palas» comenzó el pasado 30 de junio, cuando al mercante BBC Ontario se le desprendieron de su cubierta parte de las aspas de aerogeneradores que había cargado dos días antes en el puerto de Bilbao. Al día siguiente de ese incidente marítimo, embarcaciones de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, de la Guardia Civil del Mar y de Gardacostas de Galicia participaron en la recuperación de alguna jaula metálica. En principio se suponía que las palas y las jaulas quedarían en el fondo del mar y no supondrían ningún problema. A los pocos días empezaron a aflorar entre aguas aspas, con lo que Marina Mercante desplegó un remolcador, lanchas y buzos. Consiguió recuperar una jaula y seis palas y dejó otras dos balizadas.

El fondeadero de mercantes de San Román se reabrirá cuando acaben los trabajos

Por precaución, ante el riesgo de que las anclas se enganchasen en las jaulas metálicas que siguen en el fondo del mar, Capitanía Marítima de Burela cerró desde mediados de julio el fondeadero de buques mercantes de San Román, en parte del cual perdió la carga el BBC Ontario. Fernando Otero, capitán marítimo provincial, confirma que el fondeadero se reabrirá en cuanto quede libre de todas las estructuras de fibra y de hierro.

A pesqueros de Celeiro que faenan por la zona las aspas y las jaulas les han causado problemas en los aparejos, hasta el punto de que los de un cerquero sufrieron cuantiosos daños. Lo ocurrido lo denunció la cofradía de pescadores de Celeiro, que a mediados del mes pasado exigió públicamente que se retirasen las palas y las jaulas; entre otras razones, porque las veía un riesgo para la navegación.

Las estructuras de fibra que iban para Egipto las triturará en Arteixo un gestor de residuos

Con sus 40 metros de largo, las veintiuna palas de aerogeneradores construidas con fibra por Gamesa iban a bordo del BBC Ontario hacia Alejandría (Egipto). Aunque en principio se planteó la posibilidad de aprovecharlas, finalmente están siendo despedazadas y, en camión, se transportan en contenedores a un gestor de residuos de Arteixo (A Coruña), donde las trituran y las trasladan a un vertedero específico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Capitanía prevé que en 15 días retiren las palas eólicas perdidas en la ría de Viveiro