Desbordados por la velutina en A Pontenova

Dos miembros del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de A Pontenova se dedican exclusivamente a retirar cada día nidos de la avispa en seis concellos


a pontenova / la voz

«Estamos moi preocupados. A expansión da velutina é un problema enorme. Non para. A situación é moi grave e hai que tomar medidas urxentes e eficaces. Nós temos a dúas persoas do GES todos os días dedicadas exclusivamente a quitar niños de velutina». Así se manifestó el alcalde de A Pontenova, Darío Campos, alarmado por la colonización de la avispa velutina, que no deja de ganar terreno.

Desde el Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de A Pontenova, explicaron que de las ocho personas que diariamente están de servicio (el equipo lo forman 12 en total, haciendo turnos), dos se dedican a atender los avisos para retirar nidos de velutina en los seis municipios que abarca el GES, el de A Pontenova y los de Trabada, Lourenzá, Riotorto, Meira y Pol. Dicen que retiran seis o siete al día, dependiente de la dificultad que entrañe la operación. Y lo hacen siguiendo una programación que les remiten, por los avisos de particulares al 012 o al 112, priorizando las urgencias.

«Levo varios años no GES, e o certo é que este ano a praga da velutina parece que está desbordada. Este ano é unha invasión total», señaló un operario del grupo de emergencias supramunicipal. Y expresó su temor porque el enemigo a batir es de calibre: «A cousa ten moi mal amaño, porque cada vez hai máis. E é agora cando empeza a caer a folla dos árbores e cando se van ver moitos máis niños. Hai cantidade deles por aí que non se descubriron. O panorama, dende logo, é moi preocupante».

De hecho, desde el GES de A Pontenova explicaron que la mayoría de los nidos que se retiran se encuentran en lugares habitados, en casas, en fachadas, en zonas urbanas, y se preguntan: «Cantos haberá por aí, polos montes?».

Los nidos, una vez retirados, se queman. Pero todo parece inútil ante la expansión imparable de la velutina. «Está claro que as abellas xa o están notando. Como non o van notar coa cantidade de avespas que hai?», señalan desde el GES. Y concluyen: «Como se pode amañar isto? Non o sei. Parece imposible. É unha praga».

Por toda A Mariña

Un diagnóstico que parece que se extiende a otros municipios mariñanos, donde el recuento de nidos de velutina avistados y retirados no deja de crecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Desbordados por la velutina en A Pontenova