Lourenzá vendió 8.900 kilos de fabas

En el mercado mayorista la seca cotizó a 8,5 euros el kilo y a siete euros la verdina


lourenzá / la voz

Un éxito total. No cabe otro calificativo para la vigésimo séptima edición de la Festa da Faba de Lourenzá, que se celebró este fin de semana. La alcaldesa laurentino, Rocío López, así lo manifestaba. Los datos resultan elocuentes, porque el sábado y el domingo se vendieron en Lourenzá 8.900 kilos de fabas, sumando el mercado mayorista de ayer y las ventas en las casetas. Fueron 3.500 kilos de faba fresca, 3.800 de seca y 1.600 de verdina. En el mercado mayorista, la faba seca se cotizó a 8,50 euros el kilo (se vendieron 2.300 kilos); la verdina a siete euros (800 kilos), y la fresca a cinco euros (1.000 kilos).

Exhibición de cocina

La faba triunfó y a ello animó sin duda el programa de actividades y el buen tiempo. El concierto de Treixadura, el sábado por la noche, uno de los platos fuertes, respondió a las expectativas y congregó a mucho público. También brillaron las demostraciones de cocina, el viernes de Benigno Campos, cocinero de Larpeiros, que preparó platos de perfil más tradicional, y ayer del chef Héctor López, que apostó por elaboraciones más vanguardistas, repartiendo después unas 300 tapas entre el público asistente.

El buen tiempo hizo si cabe que la fiesta luciera ayer más. Lourenzá registró una gran animación de gente, que acudió a comer fabas, a comprarlas y a disfrutar del variado programa de actos. El tren turístico fue uno de los alicientes, como lo acredita las largas colas que se crearon de gente que quería viajar.

La concentración de vespas y el festival folclórico fueron otros atractivos de una feria que un año más contribuyó a encumbrar la faba de Lourenzá, producto autóctono gallego que ya cuenta con el distintivo de IXP (Identificación Xeográfica Protexida), y que permite augurar una buena temporada de ventas.

La valoración: «Mellor ca nunca», y la prueba son las 1.300 raciones servidas en las degustaciones

Rocío López, alcaldesa de Lourenzá, destacaba ayer la gran afluencia de gente: «Moitísima, coma nunca. Estou moi contenta». También incidía en ello José Cuadrado, presidente de la Cooperativa Terras da Mariña: «A mediodía houbo moitísima afluencia de público. Estamos moi contentos de como saíu todo. O concerto de Treixadura foi un éxito, o tren turístico tiña colas, e o showcooking foi un aliciente máis, que gustou moito, cos pratos que se presentaron elaborados con fabas de Lourenzá. Moi ben todo, a verdade».

Las degustaciones tentaron a centenares de personas: se vendieron del orden de 1.300 raciones, lo que acredita el tirón de la fiesta laurentina.

A última hora de la tarde, los fabeiros recogían sus puestos, cansados tras dos días de mucha actividad, pero satisfechos del trabajo y el éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Lourenzá vendió 8.900 kilos de fabas