Abre el faro hotel de Illa Pancha bajo la amenaza de cerrar en unos días

El Concello exige que permita la entrada libre y Puertos del Estado lo prohíbe


ribadeo / la voz

Los apartamentos turísticos en el viejo faro de Illa Pancha, en Ribadeo, el proyecto estrella del programa Faros de España del Ministerio de Fomento por ser el primero que se aprobó para dar uso a los faros en desuso, suma un nuevo capítulo al esperpento en que se ha convertido. Tras permanecer precintado en verano mientras el concesionario (Eirobra) corregía una serie de deficiencias detectadas por los técnicos municipales una vez abierto el negocio, el Concello autorizó el pasado día 12 su reapertura. Pero esta semana, cuando técnicos municipales acudieron al viejo faro a comprobar si, en efecto, se cumplían todas las exigencias del Concello, se encontraron con que la puerta de la isla estaba cerrada.

Ocurre que el libre acceso de cualquier ciudadano, no solo de los clientes y empleados del negocio, es una premisa innegociable para el alcalde, Fernando Suárez. Así se lo transmitió en su momento a la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao, quien le respondió que el regidor no tiene competencias sobre el dominio público portuario, caso de Illa Pancha, y que en consecuencia no puede condicionar la licencia de actividad al libre acceso al islote.

El caso es que, como consecuencia de esta discrepancia entre la Autoridad Portuaria y el Concello, Eirobra reconoce que el futuro de los apartamentos turísticos está en el aire, porque ella no puede garantizar el acceso al islote sin incumplir la concesión de la Autoridad Portuaria, que es sobre una superficie de 500 metros cuadrados, con el viejo faro incluido, no de toda la isla.

Doscientos mil euros

Desde que en mayo de 2015 el Consejo de Ministros diese el visto bueno a la concesión, el establecimiento solo ha estado abierto poco más de un mes. En medio, Eirobra, la firma concesionaria, ya lleva invertidos más de 200.000 euros y paga un canon anual de 21.000.

¿Qué va a ocurrir ahora? Los apartamentos turísticos del faro de Illa Pancha han abierto de nuevo y admiten reservas, pero con la seria amenaza de tener que cerrar en unos días.

Se presume que en los próximos días Eirobra recibirá una notificación del Concello indicándole que dispone de diez días para subsanar las deficiencias del acceso: «Garantizar el acceso libre y público a la puerta del establecimiento». Y, teóricamente, en caso de no hacerlo el alcalde revocará la declaración responsable, el faro quedará sin licencia de actividad y deberá cerrar.

Y ello a pesar de que, según Eirobra, los técnicos municipales reconocen en el acta de la visita cursada a las instalaciones que se cumplen todas las exigencias técnicas que las habilitan como alojamiento turístico. Salvo el acceso a la puerta del viejo faro.

«No podemos garantizar el libre acceso a la isla porque sería incumplir la ley»

«Si cumpliésemos lo que nos pide el Concello estaríamos vulnerando la ley. Conforme a la concesión de Puertos del Estado, a la autorización de la Consellería de Medio Ambiente (Red Natura), así como la licencia de obra y actividad del Concello de Ribadeo, y a la clasificación de Turismo de Galicia, el acceso y la permanencia en los apartamentos del faro de Illa Pancha solo está autorizada para ocho personas (cuatro por apartamento). El acceso está limitado a la capacidad de huéspedes autorizados. Si entrase más gente, excepto los empleados y personal del hotel, vulneraríamos la legalidad. El Concello nos pide que permitamos el libre acceso y eso no lo podemos hacer porque la concesión es sobre el viejo faro, sobre una superficie de 500 metros, no sobre toda la isla», manifestó José Luis López Braña, de Eirobra.

«Este nuevo requerimiento, que nos llega por escrito por primera vez, deja en el aire el futuro de los apartamentos, porque simple y llanamente lo que nos está pidiendo ahora el Concello es algo imposible de cumplir para nosotros», señaló López Braña.

«Presentamos un escrito de aclaración el 13 de septiembre, para saber a qué se refiere el alcalde cuando indica que la empresa debe garantizar el libre acceso público a la puerta del establecimiento. A día de hoy el Concello no nos ha contestado, con lo cual nos encontramos en la situación de indefensión. Podemos abrir, coger reservas, con la amenaza de un nuevo cierre a la vuelta de la esquina, con el perjuicio que ello supondría, no solo económico, sino de imagen», manifestó López Braña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Abre el faro hotel de Illa Pancha bajo la amenaza de cerrar en unos días