Hallan muerta en una cala de Foz a la mujer que faltó del asilo la noche antes

Los bomberos utilizaron el camión escalera, rapelando, para llegar hasta el cadáver

.

viveiro / la voz

La mujer hallada muerta ayer por la mañana en la cala de A Lagoa, situada entre las playas focenses de Llas y Peizás era una residente del asilo de ancianos de la localidad. Se trata de María del Carmen D.E., de 69 años de edad, que antes de entrar a la residencia de ancianos, vivía en la parroquia de Fazouro.

Un vecino que paseaba por la zona fue el que alertó al 112 poco antes de las nueve y media de la mañana de la presencia del cadáver. La mujer se encontraba tendida sobre el lecho de piedras, como gravillón grueso, casi totalmente desnuda. De su ropa nada se sabía ayer por la mañana, pese a que las fuerzas del orden estuvieron buscando por las inmediaciones.

El lugar donde estaba la mujer, muy cerca del paseo marítimo que bordea el litoral, es inaccesible desde tierra, con lo cual cabe suponer que se precipitó desde arriba, yendo a parar a esa cala, situada a unos diez o quince metros más abajo. No sería difícil caerse ya que, una vez se sobrepasa la zona del paseo y se entra en la zona de campo, el terreno se termina de repente y cualquiera puede precipitarse al vacío. Bomberos de Barreiros, con el camión escalera, tuvieron que rapelar hasta el lugar donde estaba y tras bajar una camilla, subir el cuerpo. El despliegue llevado a cabo era notable. Aparte de los efectivos del parque de Barreiros, desplazaron al GES de Cervo, Protección Civil y Policía Local de Foz, policía judicial de la Guardia Civil de Burela, Guardia Civil e incluso acudió la Salvamar Alioth, que finalmente no pudo acercarse a la cala.

Fuentes oficiales señalaron que el cadáver no presentaba indicios de muerte violenta. En cualquier caso, las causas las determinará la autopsia que estaba previsto practicarle.

Votación
3 votos
Comentarios

Hallan muerta en una cala de Foz a la mujer que faltó del asilo la noche antes