Unos 200 mariñanos recibirán las primeras indemnizaciones por la patata

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

La Xunta comienza a ingresarlas hoy

03 jul 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La Consellería de Medio Ambiente comenzará hoy a pagar las indemnizaciones a las personas que levantaron sus huertos de patata en A Mariña y entregaron el tubérculo, también el que tenían almacenado, al personal técnico de la Xunta que fue casa por casa por todos los concellos mariñanos recogiéndola. Fue la medida de mayor calibre, con la prohibición de cultivar patata en los 31 concellos infestados de Galicia durante al menos dos años, para combatir la paga de la polilla guatemalteca, la Tecia solanivora povolny, que ataca a las patatas. Se pagarán las indemnizaciones a quienes comunicaron que tenían plantaciones y entregaron la producción.

En total, según avanzó la semana pasada la directora general de Gandería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo, está previsto que desde hoy se abonen indemnizaciones a 374 agricultores, cuyos expedientes ya han sido revisados comprobando que cumplían los requisitos para percibirlas. De ellos, 251 corresponden a la provincia de Lugo, es decir, a los ayuntamientos de A Mariña más Abadín, Riotorto y A Pastoriza, que son los 18 municipios lucenses en los que se detectó la plaga de la polilla guatemalteca. El resto están en la provincia de A Coruña, en la zona de Ferrolterra.

Evolución favorable

También la pasada semana se reunió la comisión técnica de seguimiento de la plaga de la polilla guatemalteca, en la que están representados, además de la Xunta, la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), el Laboratorio Fitopatológico de Galicia y la Indicación Geográfica Protegida Patata de Galicia. A su término, la Xunta de Galicia anunciaba: «Se evaluó el efectivo cumplimiento de la normativa establecida para la couza y los datos que indican su evolución favorable. Por parte de la Consellería de Medio Rural se confirmó que continuará la vigilancia de las zonas plagada y tampón, así como las principales áreas productoras de patata en Galicia. De hecho, hay instaladas más de mil trampas por todo el territorio gallego para hacer un seguimiento permanente de la situación».