Mondoñedo revivió en Campo do Oso la tradicional «rapa das bestas»

Coincidir con la feria ganadera de Adai restó afluencia


mondoñedo / la voz

La niebla matinal demoró ayer la bajada de las reses al curro de Campo do Oso, donde se celebró la primera «rapa das bestas» de A Mariña. Unos quince jinetes consiguieron reunir alrededor de doscientos caballos que pastan libres por tierras de la Mancomunidade de Montes de Santa María Maior, organizadora de una fiesta en la que Mondoñedo revive la tradición de marcar y cortar las crines de los potros nacidos durante los últimos meses.

Ofelia Gruñeiro, presidenta de los comuneros de Santa María Maior, también explicó que en el curro se ocuparon de reducir y sujetar a los potros ocho aguerridos ganaderos. Tras una lucha cuerpo a cuerpo, hombres contra caballos, los marcaron con la insignia del ganadero propietario.

Coincidir con la feria ganadera de Adai restó afluencia a la Rapa de Campo do Oso, reconoció Ofelia Gruñeiro. Concello de Mondoñedo y Concello de A Pastoriza cooperaron con la Mancomunidade de Montes Santa María Maior.

El próximo fin de semana, con actos sábado y domingo, toca la Rapa de Candaoso, en Viveiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mondoñedo revivió en Campo do Oso la tradicional «rapa das bestas»