Escolares de bandera en A Mariña

Julia Ramil, Sara Muiña, Irene Rico, David Pernas y Antía Enríquez, entre los más brillantes en selectividad


viveiro / la voz

Para ellos, las Pruebas de Acceso a la Universidad fueron casi un trámite. Aunque siempre hay que sobreponerse a los nervios, el trabajo venía hecho de semanas atrás. «De todo el curso», matizan. Y en la selectividad no hicieron más que corroborar el buen rendimiento de toda su trayectoria académica. A Mariña cuenta con un buen puñado de escolares de bandera.

Desde los centros de secundaria de A Mariña están, en general, satisfechos por el rendimiento de sus alumnos, e incluso presumen de unos pocos a los que califican de «brillantes» y a los que pronostican un futuro prometedor en su formación superior y en su vida laboral.

Es el caso de Irene Rico, del IES Monte Castelo de Burela, que accederá a Ingeniería Biomédica con una nota de 13,56. Casi a la par está el expediente de Antía Enríquez, del IES Dionisio Gamallo de Ribadeo, que entrará en Traducción e Interpretación con un 13,4. Julia Ramil, del IES María Sarmiento, con un 13,14; Sara Muiña, del IES San Rosendo de Mondoñedo, con un 12,7; y David Pernas, del IES Marqués de Sargadelos de San Cibrao (Cervo), con un 12,4, también estuvieron entre los más destacados.

Desde el IES Vilar Ponte de Viveiro mencionaron a un alumno con una nota de 12,92, pero prefirieron no facilitar sus datos.

Irene Rico Gómez (IES Monte Castelo de Burela)

«Nunca fun moi constante, pero este ano estudiei moito máis»

A Irene Rico gustarialle nun futuro dedicarse á investigación ou traballar nunha empresa farmacéutica. Por agora xa deu os primeiros pasos superando a selectividade cun 13,56, o que lle permitirá poder iniciar estudos de Enxeñería Biomédica na Universidad Carlos III de Madrid. A súa media de BAC foi dun 9,9. «Nunca fun moi constante, pero este ano estudiei moito máis. O ano pasado ía a violín, pero este ano deixeino para centrarme nos estudos», confesa esta burelense de 17 anos que descansa estos días disfrutando de un viaje por varias ciudades europeas.

Sara Muiña (IES San Rosendo de Mondoñedo)

«Sintes presión, sempre cres que hai algo que non sabes»

«Foi un ano duro», reconoce Sara Muiña. Pero finalmente cumplió su objetivo, y la nota final de 12,7 -sacó un 8,35 en la PAAU y un 9,95 en bachiller- permitirá a la mindoniense hacer Medicina en Santiago. Sus resultados serían aún más espectaculares de no haberse «bloqueado» en matemáticas, donde se quedó en el 5. Con todo, se muestra contenta: «Foi un ano de moita presión, porque sempre tes a sensación de que hai algo que non sabes». Además, explica, el pasado curso estuvo con una beca Amancio Ortega en Estados Unidos y le costó recuperar el ritmo a su vuelta.

Antía Enríquez (IES Dionisio Gamallo de Ribadeo)

«Fue un año difícil porque no sabíamos muy bien qué esperar»

Que los correctores tuviesen en cuenta los muchos cambios recientes que trajeron de cabeza a los alumnos era la gran preocupación de Antía Enríquez. «Hasta el último mes no supimos muy bien que iba a entrar», explica. «No sabíamos muy bien qué esperar, pero al final se portaron bien», reflexiona esta estudiante de San Juan de Moldes (Castropol), tras ver su 8,9 en selectividad, que unido al 9,75 de su expediente en bachiller y a sus resultados en la fase específica la lleva hasta una nota de 13,4.

Estudiará Traducción e Interpretación, aunque para hacerlo en Salamanca, como desea, tendrá que superar otra prueba de acceso: «Sino me iré a Vigo».

Ahora dice que durante el verano recuperará las horas de ocio que le robaron los apuntes: «Soy una persona tranquila. No me agobio porque siempre trabajo con tiempo, sin presiones».

David Pernas (IES Marqués de Sargadelos de San Cibrao)

«As xornadas de estudo eran moito máis largas os últimos días»

«Conforme pasaban os días íame poñendo máis nervioso e custábame máis memorizar. As xornadas de estudo eran de catro horas ao principio, e ao final de oito... Pero cheguei aos exames preparado e afronteinos ben», admite David Pernas Basante, de San Cibrao, un apasionado de la biología y la química que no debería tener problemas para estudiar Medicina en la USC con su nota de 12,398. Tuvo un 9,48 de media en bachiller y un 7,9 en los exámenes de selectividad que completó con una muy buena fase específica.

Este alumno del IES Marqués de Sargadelos explica que, en su opinión, la clave es organizarse: «Intentei compaxinalo todo, mirar ben tódalas asignaturas. Non deixar nada no aire. Pero aínda así tamén saía a cear cos amigos ou dar unha volta. É unha forma de relaxarme e recargar as pilas para despois seguir estudando».

Julia Ramil (IES María Sarmiento de Viveiro)

«Quería estudiar por ciencias, pero tuve que cambiarme»

Julia Ramil quería ir por ciencias, pero poco tardó en cambiar de opinión. Tras un expediente inmaculado, esta alumna de Covas iniciará el próximo curso el Grado de Filología Inglesa en A Coruña. Su nota de acceso será un 13,14, tras sacar un 9,5 en bachiller y un 8,85 en una selectividad que le fue mejor de lo esperado: «Griego, por ejemplo, se me da muy bien, pero en gallego saqué un 10 no sé muy bien cómo. No me lo esperaba». Julia, que hace un año dejó la gimnasia rítmica por una lesión de espalda, dedica también tiempo al baile y al ocio. «Hay tiempo para todo», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Escolares de bandera en A Mariña