Parón en Ence: moviliza a 1.500 trabajadores e invierte 4 millones para mejorar la fábrica de Navia

Durante los aproximadamente diez días de parada, revisa y mejora la papelera naviega


navia / la voz

La factoría de Ence Navia inició su parada técnica anual, un proceso que tiene un especial impacto en la economía del municipio y los alrededores, al movilizar en momentos puntuales hasta a 1.500 trabajadores de 110 empresas. Durante los aproximadamente diez días de parada, Ence revisa y mejora la papelera naviega, «para reforzar la fiabilidad medioambiental de la fábrica, y para seguir incrementando la competitividad y la eficiencia de las instalaciones», en palabras de Ence.

La inversión en este parada técnica, según la compañía, será de cuatro millones de euros, para consolidar a la mayor fábrica de celulosa de Europa, con una producción que se sitúa en torno a 600.000 toneladas anuales.

Ence destaca que, fiel a su compromiso con la creación de empleo en el entorno próximo donde tiene instalaciones, el 30% de las 110 empresas que trabajarán en la parada técnica son asturianas. Además, también se cuenta con otras especializadas en el sector de la celulosa, cuyo personal se ha desplazado desde países como Portugal, Brasil, Alemania o Austria.

Limpieza del emisario

Según informó ayer Ence, durante la parada se aprovechará para llevar a cabo una «exhaustiva operación de limpieza» del emisario de la ría de Navia. Dice que se hace necesaria «tras la detección de una pérdida de sección en el mismo por abundantes depósitos de contenido altamente graso procedentes de otro usuario del emisario, y que no tienen su origen en la fábrica de Ence». Se trata de la fábrica de Ilas (Reny Picot).

Sobre este asunto, abunda que «se empleará una avanzada técnica, conocida como pigging, considerada la más adecuada a las características técnicas y situación del emisario, seleccionada tras haber analizado en profundidad las diversas técnicas y los mejores especialistas en el mercado. La técnica del pigging consiste en la utilización de unos robots conocidos como pigs, que recorrerán el interior de las tuberías del emisario y realizarán a su paso un arrastre de los materiales depositados en la superficie interna de los tubos. En el desarrollo de esta operación de limpieza, en ningún momento se liberarán productos o residuos que puedan dañar a la ría o el medio marino».

El Principado de Asturias abrió un expediente sancionador a Ence por supuesta falta de diligencia al comunicar un vertido en la ría Navia el pasado 5 de abril.

La papelera avisó con varias horas de retraso del escape y no envió su informe definitivo a la administración hasta 23 días después del incidente y después de serle requerido. Ence sostuvo que se trató de un vertido de una reducida cantidad de efluente que no tuvo «ningún impacto sobre la calidad del agua».

Olor y ruido

La parada técnica también servirá ?dice Ence? para continuar avanzando en aminorar el olor y el ruido procedente de la factoría. El objetivo de la empresa es la erradicación total de los olores. Al capítulo medioambiental en Ence Navia se destinarán 1,3 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Parón en Ence: moviliza a 1.500 trabajadores e invierte 4 millones para mejorar la fábrica de Navia