La huelga del transporte se extiende por los colegios de A Mariña

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

En Ribadeo deben avisar a los padres de más de 250 alumnos para que vengan a recogerlos

21 jun 2017 . Actualizado a las 14:47 h.

La huelga del sector de transporte de viajeros en autobús por carretera convocada por los sindicatos UGT, Comisiones Obreras y CIG tiene hoy miércoles una alta incidencia en A Mariña. La actividad en las estaciones es mínima y se ha generalizado en el transporte escolar, alterando la actividad de los centros que, en esta semana de fin de curso, tenían previstas excursiones y actividades extraescolares. Los mayores problemas se están dando en Ribadeo, ya que sí hubo transporte escolar por la mañana en el colegio Gregorio Sanz y en el IES, pero por la tarde se ha suspendido, de modo que desde los centros están tratando de contactar con los padres y madres de alumnos para que vengan a recogerlos. Hay unos 260 estudiantes afectados por esta circusntancia.

Ayer algunas estaciones estuvieron semivacías durante todo el día y no se respetaron servicios mínimos, circunstancia que cogió desprevenidos a no pocos padres de alumnos que acudieron con sus hijos a las paradas. Los paros, en teoría, no debían afectar al transporte escolar, porque era uno de los servicios mínimos establecidos por la Xunta, pero no se cumplió en varios concellos mariñanos, singularmente en aquéllos donde Arriva se hace cargo de los viajes. Fue el caso, por ejemplo, de Viveiro, donde opera otra empresa que también secundó el paro. Por el contrario, en concellos como Ribadeo o Foz apenas se notó en lo referente al transporte escolar, ya que está mayoritariamente en manos de compañías que sí cumplieron con este servicio mínimo, indicando esta circunstancia en carteles que mostraban ayer en los parabrisas.

Así, en el colegio Gregorio Sanz de Ribadeo el transporte discurrió ayer con normalidad, mientras que en el IES de Ribadeo, de las siete líneas, solo faltó una, que discurre por Barreiros y que cubre un bus de Arriva, con 30 alumnos.

Llamadas a los padres

La situación ayer varió mucho según los concellos. En Foz, en los colegios del Pilar y Martínez Otero, como en el de Nois, hubo transporte; mientras en el Ceip Santa María do Valadouro faltaron los tres autobuses, que llevan a 38 alumnos. Tampoco hubo bus en el IES de Alfoz.

Y en el IES San Rosendo si bien por la mañana únicamente faltó el autobús que hace el recorrido desde Abadín, por la tarde solo se respetó una línea. Desde la dirección del centro debieron ponerse en contacto con los padres y madres afectados para que viniesen a recoger a sus hijos.

En el Ceip Pedro Caselles Rollán de Xove tampoco hubo transporte, con lo que unos 70 alumnos se vieron afectados. Por el contrario, en el Ceip de A Pontenova, donde no opera Arriva, sí hubo bus y la jornada discurrió con normalidad. Igual ocurrió en el Ceip de Cervo.

Estaciones vacías; la de Viveiro con candados, y no se respetaron los servicios mínimos

Con la excepción del transporte escolar que estaba establecido como servicio mínimo y se respetó en parte de los concellos de A Mariña, la huelga tuvo ayer un efecto notable, con algunas estaciones sin actividad durante todo el día.

Uno de los puntos calientes al empezar la jornada del martes fue la de Viveiro. Amaneció con candados en las puertas, ante lo que se dio aviso a la policía nacional, que acudió a cortar las cadenas. Allí se presentaron miembros de Comisiones Obreras que explicaron a los conductores de los autobuses los motivos de la huelga y les animaron a que la secundaran. Así lo hicieron todos, según explicaron desde Comisiones. «Entenderon que se hai folga é por eles, por defender os seus dereitos, e non fixo falta insistir moito, todos foron á folga. Mañá -por hoy, miércoles- ás sete da mañá volveremos por alí», manifestaron desde Comisiones Obreras. Según explicaron desde el sindicato, de Viveiro no salió ningún autobús. Igual esperan que ocurra hoy, cuando sigue la huelga. Y advierten de que se está barajando la posibilidad de que sea indifinida.