Investigan al sospechoso de llevarse a su jardín en Foz, una pieza de un túmulo

Pertenecería a un yacimiento arqueológido de O Valadouro dañado tras una tala

.

VIVEIRO / LA VOZ

La Guardia Civil investiga a un vecino de Cangas de Foz como presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico. Es el propietario de la finca donde fue localizada una de las piezas (Ortostato) que supuestamente pertenecía al yacimiento arqueológico situado en un monte de la parroquia de Budián (O Valadouro).

Las investigaciones llevadas a cabo por el Seprona permitieron descubrir la finca donde estaba ubicado el enclave, que algunos mayores de la zona conocían como «Casa dos Mouros». A raíz de la tala de árboles y posterior replantación llevada a cabo allí, la cámara megalítica sufrió daños. Una de las piedras verticales de la construcción es la que, supuestamente, fue trasladada por un hijo del propietario del monte a la finca que posee en la parroquia focense de Cangas, donde la Guardia Civil localizó la pieza protegida por un envoltorio color verde. Una vez localizada, inmovilizaron el ortostato, como técnicamente se denomina esta pieza, que se coloca de forma vertical en dicho tipo de construcciones. En principio, quedó bajo la custodia del propietario de la finca, que se enfrenta a un posible delito contra el patrimonio histórico por expolio. Será la autoridad judicial la que determine, primero en la vía penal, si es o no culpable de esos delitos y, de serlo, de imponer las condenas correspondientes.

En la parcela donde se ubicaba el yacimiento arqueológico, situado a pocos metros de la carretera que une el barrio de San Cristovo con la carretera de Rúa, quedaron, derribadas sobre el suelo, las otras piedras de la cámara megalítica. La finca, incluido el espacio que ocupaba el yacimiento, fue replantado con eucaliptos. La investigación del Seprona se inició hacia finales del mes pasado.

Votación
2 votos

Investigan al sospechoso de llevarse a su jardín en Foz, una pieza de un túmulo