La Virgen de Fátima ilumina Bravos

Creyentes renovaron su fe cuando el Papa canonizó en Portugal a dos pastores que la vieron


viveiro / la voz

Ayer, en Fátima (Portugal), el Papa Francisco canonizó a los pastores Francisco y Jacinta Marto, quienes contaron que hace cien años se les apareció la Virgen cuando estaban con su prima Lucía dos Santos. También ayer, pero en A Mariña, la Virgen de Fátima iluminó Bravos con las decenas de creyentes que peregrinaron a esa parroquia de Ourol para asistir a los rituales religiosos de una santa a la que se le atribuyen al menos dos milagros.

Fátima se venera en Bravos desde 1950, cuando fue llevada en procesión desde Viveiro y cuando habrían sucedido las supuestas curaciones milagrosas. Ayer, numerosos creyentes peregrinaron a pie hasta Bravos, donde los rituales religiosos comenzaron con el Rosario da Aurora, y donde se celebraron tres misas y, a la una de la tarde y a las ocho y media, dos eucaristías solemnes, seguidas de procesiones. En un altar montado en un palco, lo devotos encendieron decenas de velas ante la imagen de la santa.

Los actos de ayer estuvieron precedidos por una novena y, el pasado 5, por el Día dos Xóvenes, así como por el Día dos Enfermos que se celebró el pasado 7.

A la santa que se venera en A Mariña se le atribuyen al menos dos milagros

A la Virgen de Fátima de Bravos se le atribuyen dos milagros que habrían sucedido en 1950, cuando por iniciativa del sacerdote Vicente Gradaílle llevaron en procesión una imagen de esa santa hasta la iglesia de esa parroquia. Uno lo habría experimentado el adolescente Plácido Balseiro, paralítico que echó a andar cuando vio a Fátima, parada ante su balcón porque había enganchado en unas ramas. Del otro habló varias veces su protagonista, Dolores Villar, quien contó que le llevaron la imagen de Fátima a su casa y, tras verla, se curó de la tuberculosis y la peritonitis que la tenían postrada en cama.

Votación
2 votos
Comentarios

La Virgen de Fátima ilumina Bravos