Los bancos se quedaron con los pisos y fincas de Primera Calidad

El Juzgado Mercantil adjudicó bienes en Viveiro y Foz por valor de 2,1 millones


lugo / viveiro / la voz

Con gran expectación -en la sala de vistas del Juzgado Mercantil con personas de pie- se subastaron ayer los bienes propiedad de Primera Calidad de Viviendas, en concurso de acreedores en la fase de liquidación. Lo recaudado fueron algo más de 2,1 millones de euros. La mayor parte de los pisos y de las fincas con licencias se quedaron en poder de dos bancos, el BBVA y el Banco Pastor, entidades que concedieron los créditos hipotecarios en su momento.

De un total de 17 particulares y entidades que depositaron consignación en la cuenta judicial para poder participar en la subasta, salvo seis pisos y algunas plazas de garaje, el resto se lo repartieron entre los dos bancos y la Sareb. Posiblemente los particulares que tenían derecho a pujar esperan más gangas de las que encontraron.

La sociedad anterior se hizo con el solar del edificio en ruinas del local Serra, de Viveiro, en el que estaba previsto construir dos sótanos, bajos comerciales y 45 viviendas, para lo que existía licencia. De esta propiedad existe un aval de 19.000 euros ante el Concello de Viveiro del Banco Gallego/Sabadell. La puja empezó en 202.500. cantidad que ofreció el denominado «banco malo», que finalmente se quedó con el bien en 450.000 euros.

El Juzgado Mercantil subastó primero las fincas y parcelas de Primera Calidad de Viviendas S.L. La primera, una finca destinada a vial de nueva apertura, de 432,89 metros cuadrados, en la calle Eduardo Pondal, de Foz, que se la llevó un particular por 2.500 euros.

El BBVA se quedó con la parcela situada en la confluencia de las calles de nueva creación y prolongación de Hermanos Menesianos, esquina a Concepción Arenal, también en Foz. Tiene licencia de obra para construir 27 viviendas y un aval de 10.732 ante el Concello de Foz, concedido por el mismo banco. Fue adjudicado en 152.911 euros.

Quedó desierto en la subasta otro solar de 1.599,93 euros, en la parcela E.3, situada en la confluencia de la calle Concepción Arenal con otra de nueva creación. Esta tiene licencia para dos bloques de 51 viviendas.

En el Concello de Viveiro de las tres fincas que salieron a subasta, solamente se adjudicó la del denominado local Serra, de 700 metros cuadrados, que se hizo con ella la Sareb.

En cuanto a locales comerciales, de los que salieron a subasta solamente se adjudicaron uno en el edificio Rente o Mar, de Foz, en 145.054 euros, que se lo quedó el BBVA; otro en el complejo urbanístico O Castro, también en Foz, que se hizo con él el mismo banco en 125.397 euros. La hipoteca suscrita en su día fue de 280.816 euros.

El mismo banco BBVA se hizo también con otro local comercial, en residencial Ciudad de Viveiro, en la rúa Rego das Flores, 4. Se lo adjudicaron finalmente en 27.922 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los bancos se quedaron con los pisos y fincas de Primera Calidad