El Pescados Rubén no cura su depresión en la Copa Xunta

Perdió por 4-1 su cuarta final ante un Santiago más entero y con mejor fondo de armario


BURELA / LA VOZ

El Santiago volvió a hacer añicos las ilusiones del Pescados Rubén-Burela en la Copa Xunta. Con Bellvert, Isi y José Carlos en la grada, Chano en el banquillo muy limitado de fuerzas y dispuesto a arriesgar solo en caso de extrema necesidad, y habiendo bajado a Segunda hace solo unos días, se antojaba complicado que el cuadro burelista pudiera estrenar por fin su palmarés en el torneo irmandiño. Máxime cuando enfrente el enemigo que le había ganado las finales del 2008, 2014 y 2015, pletórico de moral después de certificar su permanencia en Primera División y con un fondo de armario bastante mejor que el de los mariñanos.

Pocas opciones tuvieron las huestes de Tomás de Dios. El Santiago tuvo la situación bien controlada en todo momento gracias a la confianza que le aportaba el marcador. Cuando apenas se había superado el primer minuto ya tomaron ventaja los de Valladares. Armando impulsó el contragolpe y Catela lo ejecutó con clase. Como en la final del año pasado, el gaditano fue el hombre del partido y una verdadera pesadilla para un Pescados Rubén en el que Edu se erigió en su mejor baza durante la primera parte. Víctor López, su homólogo santiagués, también dejó constancia de sus reflejos en las pocas veces que los burelistas encontraron posiciones cómodas para el remate.

Gol a los 12 segundos

La segunda parte no pudo comenzar peor para los aspirantes naranjas. Catela estiró el marcador a los 12 segundos en una falta directa. Pero en contra de lo que cabía esperar, reaccionó con casta el Burela. No tardaría en empatar, aprovechando una recuperación de Iago Míguez y una generosa asistencia de Carlitos a Antoñito, que remató a placer, y durante algunos minutos tuvo contra las cuerdas al Santiago. Hélder y Matamoros rozaron el empate antes del grave error defensivo que propició el tercer gol santiagués, obra de Pablo Tallón. Tomás de Dios buscó la remontada dando a Antoñito la camiseta de portero-jugador y el Santiago reculó, pero incluso así dispuso de las mejores ocasiones por la nula eficacia del cuadro mariñana para encontrar espacios con superioridad numérica. Varios remates desde campo propio se perdieron rozando los postes de la portería visitante. Las esperanzas burelistas se fueron definitivamente al traste cuando Catela redondeó su gran actuación rematando con una semivolea el pase de Hugo en nuevo contragolpe.

Con la final sentenciada, Hélder cometió una falta y Catela no encontró el marco de Edu en el lanzamiento de doble penalti

Santiago: Víctor López, Dani Montes, Catela, Armando, Hugo Sánchez -quinteto inicial-, Ález Diz, Pablo Tallón, Pablo Mel, Álex Velasco, Santi y Antonio Diz

Pescados Rubén-Burela: Edu, Antoñito, Carlitos, Iago Míguez, Renato -quinteto inicial-, Cuco, Hélder, Matamoros y Iago Rodríguez.

Goles: 1-0, min 2: Catela. 2-0, min 21: Catela. 2-1, min 22: Antoñito. 3-1, min 29: Pablo Mel. 4-1, min 31: Catela.

 Árbitros: Noemí Bello (Lugo) y Otero Calvo (Santiago). Expulsaron por doble amonestación al jugador del Santiago Antonio Diz (min 16) y al burelista Renato (min 29).

 Incidencias: Unas 1.000 personas en el Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Pescados Rubén no cura su depresión en la Copa Xunta