Aventados: 20 años cazando el viento de la cultura


Dice el tango de Carlitos Gardel, interpretado por Eugenio Del Valle que «veinte años no son nada...». Pero desde 1997 han pasado unas cuantas primaveras y muchos compañeros/as de singladura en busca del Vellocino de Oro, que para nosotros siempre será el patrimonio histórico-cultural-ecológico de nuestra hermosa Britonia.

Aquellos Aventados que vinieron de Euskadi: El poeta Gregorio San Juán; el novelista Amado Gómez Ugarte; el director de cine Kepa Sojo; el historiador Antón Sáez de Santa María. La ceramista de Cantabria, Ana Bedia. El pintor Felipe Criado. El escultor Quique Guerra. El marinero Alberto Pillado. Manuel Pérez Outeda; Pedro San José; Jesús Murados; Modesto Rivera; el Maestro -Don Francisco Rivera Casás-. Todos dejaron su impronta desde el faro de la Atalaya hasta las Reales Fábricas de Sargadelos.

Tenemos Aventados desde la Ría de Ribadeo hasta el faro de La Estaca de Bares, pasando por Mondoñedo y Lugo.

Ceramistas, pintores, escultores, profesores, ingenieros, poetas, historiadores, fotógrafos, dibujantes, cronistas, músicos, capitanes de buques, escritores, caminantes, marineros, gentes de lluvia y calma, comprometidos con el país, rebeldes frente a las injusticias, dispuestos a cambiar el mundo con la palabra y el voto. Disponemos de cónsules de A Mariña en Madrid, Alcalá de Henares, El Escorial, Barcelona, en los cuatro puntos cardinales de la señal de la cruz, y en el fuego de San Telmo a proa, o en las bodegas de popa preparadas para la creatividad, con las amuras listas para cacear en medio del océano de la vida.

Pintores como Guerreiro que dan vida a estaciones emocionadas por las despedidas. Fotógrafos como Fabián Reino, que como Robert Capa, inmoviliza cada instante de la vida en Mondoñedo. Ceramistas como Sito Otero Regal, picassiano capaz de recrear en un mural la entrada de un caballo en una cacharrería. Poetas como Paco Rivas, que transforman cada gota del salseiro Cantábrico en la estrofa de un poema. Investigadores como el Cronista Oficial de Viveiro,- Carlos Nuevo Cal- capaz de saber y compartir, como nadie, la vida y el espíritu de Maruja Mallo, aquella gallega universal que enamoró a la generación del 27. Y para no perdernos, capitanes de mil singladuras entre puertos y tempestades, como Andrés Díaz Ferro -digno sucesor de su padre El Rubito-.

Como dice Vicente Miguez de los «Chitones» de Celeiro, vivimos inmersos en un mar de cultura y, cuidados, queridos, protegidos por las hijas de la mar, nuestras damas Dulcineas. Mary Boix, desde Morás. Chus López Laje, desde Foz y Mondoñedo. Chefa Penabad Y Esperanza Pérez Camba desde San Juan de Covas. Mari Cruz Otero se lo contará a sus alumnos y Federico Mon, hará de imparcial escribano para Cervo-Sargadelos.

Y darán fe con sus apuntes para el paisaje, Roque Fanego, Pablo Livio, Hipólito Xeada, Juanel. Mientras la crónica la hará Suso de Foz, con la música de fondo que interpretan Lino Rico, David Catá, Carmen Lillo y Maika Alonso.

No se lo pierdan. Este sábado último de abril, cumplimos cuatro lustros cazando a ese Nordeste tan de aquí... Y si alguien se indispone, tenemos al Galeno Aventado Dr. Gordo Fraile, con su alma dividida entre La Rioja española y su Santiago de Chile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Aventados: 20 años cazando el viento de la cultura