El puente de A Misericordia sigue deteriorándose en Viveiro a la espera de que lo reparen

El viaducto es parte de una carretera que depende de la Xunta


viveiro / la voz

Dos meses después de que trascendiese públicamente el evidente deterioro de tajamares en el puente viveirense de A Misericordia, continúa degradándose, a la espera de que lo reparen. De paso obligado para miles de vehículos y personas, técnicos del Concello de Viveiro atribuyen a «causas físicas e químicas» los daños de un viaducto que forma parte de la carretera LU-862, que depende de la Xunta.

Desde que a finales de febrero se publicó en este diario una información alertando de los problemas en el puente de A Misericordia, el gobierno viveirense empezó a trabajar para resolverlos. Avisó a las autoridades autonómicas de Patrimonio y encargó un informe a técnicos municipales. Constataron piedras fragmentadas en varios tajamares, aunque en uno se percibe a simple vista el «desprazamento lateral de sillares, sen aprezarse asentamento do mesmo na base». Aparentemente, los daños afectan al recubrimiento exterior de los pilares del viaducto. «A presencia de material férrico nos tajamares provoca a rotura dos sillares debido á oxidación», agregan los técnicos.

Desde el gobierno viveirense aseguran que continúan con las gestiones para conseguir que se repare el emblemático puente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El puente de A Misericordia sigue deteriorándose en Viveiro a la espera de que lo reparen