El Ribadeo asalta Cantarrana

Penalizó los errores de bulto en defensa de un Viveiro que ejerció un dominio estéril en el derbi mariñano: 1-3


RIBADEO / LA VOZ

Los tres puntos que se pusieron en juego en la reedición de la versión mariñana de o noso derbi volaron hacia el Pepe Barrera. El Ribadeo rentabilizó con una eficacia demoledora las penurias defensivas del Viveiro para cobrarse la revancha del revés sufrido en el enfrentamiento de la primera vuelta de la competición. El marcador fue el mejor estímulo para un conjunto ribadense que no perdió el orden ni la compostura durante los 90 minutos y que se defendió con puños de hierro de los ataques de su oponente. El Viveiro mereció más en la primera mitad, pero su incesante dominio fue perdiendo fuerza con el paso de los minutos y se convirtió en anecdótico tras el gol de Rafa Casanova, que significaba el 1-3. Tras esa acción el derbi se volvió insípido

Enseguida llegó el primer gol de la tarde. Lo firmó Miguel Gomes, que se encontraba libre de marca en el corazón del área y no tuvo problemas para desviar el chut de Santi. Fue una acción confusa, muy protestada por los jugadores locales y que cogió desprevenido a Kiko. El gol espoleó al Ribadeo y sembró más dudas en la retaguardia del Viveiro. Antes de cumplirse el minuto 10, Rafa Casanova gozó de una inmejorable oportunidad para hacer el segundo. Encaró a Kiko, pero esta vez el cancerbero celeste estuvo raudo y evitó el 0-2. Todavía más clara fue la ocasión que desperdició Xenxo al borde del cuarto de hora. Diego Chis se asoció con Álex Meitín y el magistral servicio de este lo mandó a las nubes el 9 celeste en boca de gol. El cuero rozó ligeramente el larguero antes de perderse por encima de la portería de Parapar.

Cuando más intenso era el dominio local, llegó el segundo del Ribadeo. Un centro al segundo palo lo recogió a placer Rafa Casanova y su asistencia la aprovechó Santi, también sin oposición. Con Arturo y Popo ya calentando en la banda, el Viveiro recortó la desventaja. Un libre indirecto dentro del área por una cesión de Isma a Parapar lo puso en juego Aurelio, y Jorge lo convirtió en gol con un remate con más potencia que colocación.

La segunda parte dio mucho menos de sí. Un tímido disparo de Popo fue lo más destacado antes de que Rafa Casanova dejara helado Cantarrana con una vaselina que cogió dirección a la portería tras el bote del balón. Un gol para el que el Viveiro no encontró respuesta. Lo intentó Erni en el 72 y también Popo con un disparo que buscaba la escuadra, pero fue Ribadeo el que más cerca estuvo de marcar. Coki entró hasta la cocina por el costado derecho y le faltó precisión en el centro sobre Luki, que esperaba presto para hacer el cuarto. El derbi concluyó con dos buenas intervenciones de Parapar a sendos remates de Fidi y Erni.

Viveiro: Kiko, Hugo, Jorge, Dani Fernández, Jorge Nanom Alberto (Fidi, min 62), Aurelio (Popo, min 46), Diego Chis, Xenxo (Arturo, min 46), Erni y Álex Meitín (Nes, min 77)

Ribadeo: Parapar, Coki, Martín Traba, Juanma, Ismam Jacob, Santi, Rafa Casanova (Cube, min 85), Mauro Poratti (Iván Rodríguez, min 90), Miguel Gomes (Luki, min 56) y Criss (Juan Pablo, min 79)

Goles: 0-1, min 5: Miguel Gomes. 0-2, min 27: Santi. 1-2, min 35: Jorge. 1-3, min 63: Rafa Casanova.

 Árbitro: Vilariño Hidalgo (A Coruña). Amonestó al jugador local Jorge, así como a los visitantes Jacob, Criss, Miguel Gomes e Iván Rodríguez.

 Incidencias: Alrededor de 350 espectadores presenciaron el derbi en el estadio de Cantarrana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Ribadeo asalta Cantarrana