La FAO y Noruega presentan al mundo el buque oceanográfico de Gondán

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

miguel

Es el único barco dedicado a investigación que navegará con la bandera de la ONU

30 mar 2017 . Actualizado a las 08:54 h.

El bautizo el pasado viernes en Oslo, capital de Noruega, del buque oceanográfico construido por Gondán se convirtió en todo un acontecimiento que reunió a las máximas autoridades del país y a otros destacados invitados, desde la primera ministro noruega, Erna Solberg, hasta al director general de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), Jose Graziano da Silva, y varios ministros y embajadores africanos. Se presentó una embarcación única, exclusiva, que incorpora la más avanzada tecnología y que será la única dedicada a la investigación marina bajo el pabellón de la ONU, por lo que podrá navegar con libertad por diferentes aguas jurisdiccionales. Un barco, construido por Gondán, en Figueras, en el margen asturiano de la ría de Ribadeo.

En la web de la FAO se publica una amplia crónica del acto. Y no se escatiman elogios a un barco, el nuevo Fridjof Nansen, cuyo coste sitúan en 60 millones de dólares (fue encargado por el Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega), y del que se asegura es «una proeza de diseño de Noruega (por la firma Skipteknisk) y de la construcción naval española». También se ensalza como «el buque de investigación con la tecnología más avanzada de su tipo en el mundo».

La madrina del buque fue la primera ministra de Noruega, Erna Solberg. Es el tercer buque que lleva el nombre de Nansen, investigador noruego ganador del premio Nobel, y ejemplifica la intensa colaboración de Noruega con la FAO, tal y como recalcó el ministro de Asuntos Exteriores de ese país: «Debemos asegurarnos de océanos saludables para las generaciones futuras. Trabajando juntos hay que detener el cambio climático y terminar la contaminación marina», señaló el ministro noruego. Y a ello contribuirá el barco construido por Gondán. «Estamos muy orgullosos de que en este barco único ondee la bandera de la ONU», manifestó por su parte José Graziano da Silva.