El Burela cae de nuevo al pozo

La puntería fue otra vez su gran lastre ante un Gran Canaria que se le escapa


burela / la voz

El Pescados Rubén-Burela encajó una desoladora derrota ante el Gran Canaria en un partido jugado a todo gas, mal arbitrado y en el que los burelistas volvieron a adolecer de pegada. La puntería volvió a ser el gran lastre de un equipo mariñano que se topó con los palos en tres ocasiones y desperdició dos dobles penaltis.

El primer gol de la noche se hizo de rogar. Lo marcó el conjunto canario cuando solo restaban cuatro minutos para el descanso como consecuencia de un tiro al poste de Juanillo y cuyo rechace le cayó a Anás. Pero tan preciado tesoro bien lo pudo encontrar el Burela mucho antes. Lo merecía aunque solo fuera por la cantidad de veces que piso el área. Y la mayoría de ellas, con mucho peligro. José Carlos ya probó fortuna en los tres primeros minutos con sendos disparos que no encontraron la portería de Gus. En el minuto 8 fue Cuco el que estuvo a punto de inaugurar el electrónico y a renglón seguido Anás sacó bajo palos un remate casi a placer de Iago Míguez como culminación a una buena acción de estrategia. No fue esta la única vez que el Gran Canaria evitó el gol con su guardameta ya vencido. Pepe lo hizo en una ocasión que parecía inmejorable para José Carlos y después, en un cabezazo de Bellvert.

En su asedio sobre el marco contrario, el Burela malgastó otras buenas oportunidades para coger la delantera. José Carlos remató a la cepa del poste en el ecuador del período y cuando solo quedaban 57 segundos Iago Rodríguez estrelló el cuero contra Gus en un lanzamiento de doble penalti.

También el aspirante insular contabilizó buenas llegadas a los dominios de Edu. El capitán burelista evitó el 0-1 a los pies de Pablo Salado en una acción en la que el balón acabó rechazado por el poste y poco después (min 12) los canarios no encontraron la manera para rentabilizar un claro contragolpe en superioridad numérica.

La afición creía en la remontada en el descanso. Y su optimismo se vio reforzado con la irrupción de Hélder. En su primera aparición, a los 15 segundos, de reanudarse el partido el poste evitó su gol y poco después puso a prueba los reflejos de Gus con un disparo facilitado por una buena maniobra.

Mientras sus compañeros buscaban afanosamente el tanto del empate, a veces a la desperada, Edu no perdía los papeles ni la calma bajo los palos. El meta burelista fue un bastión en el segundo período, el responsable de que su equipo tuviera opciones hasta el último segundo del encuentro. Al gol de Juanillo, que estuvo listo y rápido para desviar una volea defectuosa de Pichi, el preparador burelista respondió colocando a Antoñito como portero-jugador, pero esta vez la medida de emergencia no fue efectiva. Los nervios en los futbolistas naranjas estaban a flor de piel y su precisión bajo enteros en los ataques en superioridad. A poco menos de dos minutos del final, José Carlos tuvo el empate en un doble penalti que estrelló en el poste.

P. Rubén: Edu, Isi, Iago Míguez, Renato, José Carlos -quinteto inicial-, Jorge Bellvert, Cuco, Iago Rodríguez, Antoñito y Hélder

Gran Canaria: Gus, Julio, Anás, Juanillo, Juan Puertas -quinteto inicial-, Bingyoba, Saúl, Pepe, Pichi y Pablo Salado

Goles: 0-1, min 16: Anás. 1-1, min 35: Cuco. 1-2, min 38: Juanillo.

Árbitros: Gómez García y Redondo Arenales (Castilla y León). Expulsaron por doble amonestación a Iago Rodríguez (min 30). Mostraron la cartulina amarilla a los jugadores locales, Isi, José Carlos, Bellvert y Álex (en el banquillo).

Incidencias: Alrededor de 1.000 espectadores en el Vista Alegre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Burela cae de nuevo al pozo