Ribadeo «quemó» a Donald Trump

A Mariña dijo adiós a un carnaval que ha dejado muy buen sabor de boca


RIBADEO / LA VOZ

Adiós al carnaval. Ahora sí. Ayer se celebraron las dos últimas citas de este año: el desfile de Trabada, que tradicionalmente cierra el calendario de actos en la comarca, y la quema del entroido de Ribadeo, que se aplazó del pasado a este fin de semana por el mal tiempo.

En Ribadeo, la quema del muñeco gigante que se instala en las inmediaciones de la estación de autobuses es toda una tradición desde que llegó a figurar en el libro Guinness de los récords mundiales. Ayer, con el tiempo amenazante, hubo dudas de si como había ocurrido el sábado anterior no se tendría que aplazar la quema. Finalmente no fue así. Y ya desde la mañana, cuando concluyó el montaje del gran muñeco, el entroido de este año fue objeto de numerosos comentarios en la villa. El secreto celosamente guardado se desvelaba: el personaje a quemar fue ni más ni menos que Donald Trump, el controvertido presidente de Estados Unidos, que siguió los pasos que otros años merecieron otros destacados personajes de la actualidad, sin ir más lejos, en 2015, el pequeño Nicolás.

La carroza del entroido salió poco antes de las nueve de la noche del parque de San Francisco, para seguir por el recorrido tradicional con la comitiva fúnebre, con viudas y viudos y las charangas. El recorrido, flanqueado por numeroso público, concluyó junto al muñeco, que comenzó a arder entre una gran sesión de pirotecnia, para despedir el carnaval de este año en Ribadeo. Hubo mucho público y mucha gente de luto por la villa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ribadeo «quemó» a Donald Trump