María Pastora, flor de romero, «la que mató a Gayoso con un martelo»

MARTÍN FERNÁNDEZ VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

fotos: vida gallega

Fue un crimen que las gentes del Eo guardan en su memoria y la historia de una singular mujer

12 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta es la crónica de un crimen que las gentes del Eo guardan en la memoria, que Paraje Manso, el gran cronista de la intrahistoria de Ribadeo, escribió en La Comarca y que los niños cantaban cuando jugaban al corro: «María Pastora,/flor de romero,/mató a Gayoso/ con un martelo...»

Es también la historia de un tiempo en tinieblas. Y la prehistoria de la lucha de las mujeres por sus derechos en la que muchas tuvieron que adoptar modos masculinos para ser respetadas, libres e iguales, en un mundo macho y ajeno.

Se llamaba María Pastora Castro y era de Masma (Mondoñedo). Aún niña, su familia la entregó a otra de As Anzas-Cubelas (Ribadeo), luego sirvió en un caserío de Piñera (Castropol) y, al cumplir 35 años, alquiló una humilde vivienda en Donlebún (Barres) en la que vivía sola y criaba ovejas y gallinas. Trabajaba como jornalera o en fábricas de conservas de Figueras. Pero lo que más le gustaba era mariscar en El Berbés y La Linera, en Castropol. Vivía de eso pero era ingenua, casi analfabeta, y la engañaban con frecuencia.