Reproches a la UE por obviar que prohibir los descartes aumentará la penosidad laboral en la pesca

El foro de Celeiro también pide valorar cómo afecta a los barcos


viveiro / la voz

«¿Desde la moqueta de Bruselas no se observa que la prohibición de los descartes aumentará la penosidad laboral en los pesqueros?». La pregunta la planteó uno de los profesionales que ayer participaron en la sesión de clausura de las XXI Jornadas Técnicas de Difusión del Sector pesquero. Es uno de los muchos frentes que tiene abiertos la pesca ante las normas que prepara la Unión Europea (UE) para obligar a los barcos a traer a puerto todas las capturas accesorias que entran en sus aparejos aunque no quieran.

Aparte de las repercusiones en la asignación de posibilidades de pesca, a los profesionales les preocupan las numerosas consecuencias de los descartes en el trabajo a bordo y en los puertos. «Supondrá más horas de trabajo, ¿en la UE no valoran cómo rebajar el impacto laboral?», reflexionaba uno de los asistentes al simposio pesquero de Celeiro.

Recibió dos respuestas. Una, de Daniel Voces de Onaíndi, del lobby pesquero Europêche, quien estaba en el estrado de oradores dando cuenta de la posición de la pesca española ante las nuevas normas comunitarias. «En el análisis del impacto de los descartes, la Comisión solo menciona una pérdida de empleo a corto plazo», dijo Oaníndi.

Él, como quienes viven de la pesca, difiere de la percepción de la Comisión europea sobre la prohibición de los descartes: «No afecta solo al empleo, también es un factor social y económico, que además incide en la seguridad a bordo». Según Onaíndi, en Holanda sí han calculado cuánto aumentará el trabajo en los barcos con los descartes, cómo influirá en la fatiga de los pescadores y en la estabilidad del barco, además de la merma de rendimientos económicos».

Desde el público, José Manuel Trujillo, «representante de los sindicatos europeos», explicó que la Comisión europea «no está por entrar a fondo en el impacto de la prohibición de los descartes en las condiciones laborales» de los pescadores.

Espantar cetáceos, a 7.000 euros por volantero

Aprobadas la pasada primavera, en la UE están ahora en pleno debate las medidas técnicas que determinarán «cómo, dónde y cuándo se puede pescar». Entre otras, la Comisión europea pretende extender las medidas para evitar que la flota capture accidentalmente cetáceos o aves marinas. Como ejemplo de lo que supondrá para algunos de los pesqueros españoles, un dirigente de la Asociación de Volanteros del Cantábrico explicó en Celeiro que los aparatos necesarios para espantar cetáceos tienen «un coste de 7.000 euros por volantero, una barbaridad».

Esa reacción sintoniza con otra de las críticas repetidas ayer y anteayer en el foro pesquero de Celeiro, donde hay unanimidad al censurar a la UE porque «se empeña en proteger el medio ambiente a toda costa, en detrimento del sector, sin tener en cuenta que la sostenibilidad pesquera ha de aplicarse en base a criterios medioambientales, sociales y económicos, considerándolos en igualdad de condiciones, no privilegiando a los recursos sobre los pescadores».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reproches a la UE por obviar que prohibir los descartes aumentará la penosidad laboral en la pesca