Comienzan las obras para convertir el faro de Illa Pancha en un hotel de lujo

Tras una compleja tramitación, el concesionario inicia su proyecto con un año de retraso


ribadeo / la voz

Tras una dilatada tramitación y con un retraso de más de un año, ayer comenzaron las obras para transformar el viejo faro de Illa Pancha, en Ribadeo, en un hotel de lujo con dos únicas suites. Dormir cada noche en este espacio exclusivo tendrá un precio de 150 y 200 euros, según apuntó en su día el promotor del proyecto y concesionario del faro, el empresario ribadense José Luis López Braña. Su pretensión es abrir el hotel cuanto antes, a ser posible este mismo año, aunque tras los múltiples avatares sufridos se muestra prudente y prefiere no aventurar una fecha. Cuando en julio de 2015 logró la concesión de la Autoridad Portuaria (diez años prorrogables cinco más), manifestó que sus planes eran abrir en el puente de la Constitución de 2015. En el mejor de los casos será al menos un año después y tras haber desembolsado ya 18.110 euros, el canon anual de la concesión.

El proyecto se limitará de momento a la transformación del faro en hotel, ya que el Concello de Ribadeo le denegó la licencia para hacer una cafetería, que sí figuraba en la concesión de la Autoridad Portuaria. Este hecho impedirá que el acceso a Illa Pancha sea libre, ya que se limitará a los clientes del hotel y al personal de servicio.

La reforma del viejo faro de Illa Pancha para adecuarlo como hotel de lujo será exclusivamente interior. Ni siquiera se abrirán nuevas ventanas.

Será el primer proyecto que prospera en la iniciativa Faros de España, que puso en marcha Puertos del Estado, con el apoyo del Ministerio de Fomento para impulsar el desarrollo de actividades de tipo hotelero en los faros. El Consejo de Ministros dio su visto bueno al proyecto de Illa Pancha en mayo de 2015 con un esclarecedor titular: «El faro de Isla Pancha se convertirá en el primero con uso hotelero en España». El Gobierno recordó entonces que este tipo de iniciativas son práctica habitual en otros países, desde Estados Unidos a Chile, Sudáfrica, Australia o la mayoría de países europeos. Fomentó también desveló que se estaban valorando y tramitando una decena de proyectos para usos hoteleros similares al de Ribadeo y recordó que de los 187 faros existentes en España, medio centenar ya están siendo utilizados para usos alternativos, como centros de interpretación de la naturaleza, salas de exposiciones, etcétera, «haciendo compatible su utilidad técnica con el aprovechamiento social» y siendo instrumentos dinamizadores del turismo.

El proyecto suscitó oposición en un sector de la sociedad que se canalizó a través del grupo Por nuestro faro. Además, recientemente En Marea presentó una iniciativa en el Congreso pidiendo que se paralizase y la eurodiputada de AGE, Lidia Senra, lo hizo en el Parlamento Europeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Comienzan las obras para convertir el faro de Illa Pancha en un hotel de lujo