«Soy de Asturias, pero mi vida está en Foz»

La Santina lleva 38 años celebrando esta fiesta y mañana reunirá a 150 personas


FOZ / LA VOZ

El sentimiento de pertenencia no lo recoge el DNI ni las partidas de nacimiento. La comarca mariñana que hoy conocemos es el fruto de sucesivas adopciones y el acento asturiano forma parte de esta especial amalgama. Integrados perfectamente en el municipio de Foz, muchos asturianos no han dejado de festejar sus fiestas, sin perdonar ni un solo año la celebración en honor a la patrona de Asturias, la Virgen de Covadonga. Ayer, de regreso de los actos del Día de Asturias en Taramundi, Camilo Cuello confirmaba que a la celebración de mañana, día 10, está previsto que acudan unas 150 personas. Y es que la asociación cultural La Santina lleva 38 años celebrando en Foz esta popular fiesta que comenzará con misa cantada en la iglesia. No faltará una gran espicha en la Sala Bahía, la entrega del reconocimiento del XVIII Escanciador y la verbena.

El acento asturiano suena en la calle, en las asociaciones, en las reuniones de las Anpas... Muchos llegaron a Foz a finales de la década de los 70 y se asentaron con sus familias tras aceptar una oferta de trabajo de Alúmina Aluminio-Inespal. Toda una vida siendo asturiano en A Mariña y gallego cuando retornaban de vacaciones a Asturias. De Avilés, Gijón, la cuenca minera... llegaron para asentarse en distintas poblaciones mariñanas. Muchos de los que eligieron Foz lo hicieron, entre otras razones, «porque estaba más cerca de Asturias. Acuérdate que entonces no había ni Puente de los Santos ni nada. La carretera no era la de hoy».

Integrado

En la villa se asentó uno de los colectivos más grandes. «Y hoy en día, me siento integrado al 100% en Foz», reconoce José Luis Suárez, miembro de la asociación: «Yo aquí puse mi granito de arena participando en asociaciones como Os Sendeiros, en ciclismo, en asociaciones de padres, pegué patadas al futbito...». Desde Avilés se aproximó a la comarca para trabajar, primero, en la papelera de Navia.

En Foz, La Santina nunca dejó de celebrarse. Primero en el desaparecido Bar Playa, luego en El Pote, en Tupide, el grupo escolar... y finalmente en la Sala Bahía. Suárez forma parte junto con José Ramón Infanzón, Camilo Cuello, Andrés Nieto y Rodolfo Villaverde de la directiva inicial de la asociación. «Llevo 39 años aquí, en Foz, y sigo aquí sin miras de marcharme. Soy de Asturias, pero mi vida está aquí», reconoce Suárez, ya jubilado y con hijos trabajando fuera. Otro asturiano-focense de referencia es Camilo Cuello, natural de la cuenca minera y que lleva 38 años residiendo en la villa. «Yo, antes de venir aquí, nunca había pasado de Grado. Me acerqué a conocer la zona y fue cuando me decidí a venir. Casi todos, yo diría que casi el 90 % de los asturianos que vinimos allá por el año 1977 o 1978 nos vinimos a trabajar a Alúmina». Hoy, ya retirado, continúa disfrutando de Foz, donde ha fijado su residencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Soy de Asturias, pero mi vida está en Foz»