Más de 500 abonados se quedaron varias horas sin agua en Viveiro

La rotura en la red frente al Urban afectó a la Avenida de Ferrol y a Xunqueira


VIVEIRO / LA VOZ

Una rotura en la canalización de aguas que discurre frente al Hotel Urban dejó ayer sin suministro a unos 500 ó 600 abonados de la zona de Avenida de Ferrol y de Xunqueira. Es la estimación que hacían desde la empresa Viaqua, concesionaria del servicio de abastecimiento de agua en Viveiro.

El problema se produjo hacia las nueve de la mañana, cuando se realizaban obras de apertura de una zanja frente a dicho inmueble, en el lugar por donde pasa la red de suministro. Ello provocó que las viviendas de las zonas mencionadas se quedaran sin agua, lo que provocó alarma entre los usuarios. El hecho de que la avería se produjese en agosto, con la localidad llena de gente, unido a la coincidencia de que en uno de los edificios de viviendas afectado se hubieran colocado avisos de que se iba a cortar el agua (por otras razones) generó cierta alarma entre los vecinos del bloque.

Recuperan el servicio

Finalmente, la empresa concesionaria aprovechó la rotura para sustituir un tramo de unos veinte metros que estaba viejo, el situado frente al Urban, por una canalización nueva . Mientras se realizaban los trabajos, dieron suministro provisionalmente a la zona de Xunqueira, que volvía a contar con agua hacia la una y media de la tarde, mientras que las viviendas de la Avenida de Ferrol lo recuperaban entre las tres y media y cuatro de la tarde, casi siete horas después. Cuando probaban salió disparada a varios metros de altura el agua de un registro.

Los problemas en la red de abastecimiento se han repetido también hace pocos días.

El jueves hubo rotura en la zona de Rúa Nova que también dejó sin suministro a la población. El alcalde en funciones de Viveiro, Jesús Fernández Cal, explicó que en aquel caso, cuando se reparó el problema, la empresa concesionaria aprovechó para colocar una válvula de corte en la tubería, que posibilitará reducir el número de afectados.

«Unha rotura en Magazos afecta dende a curva de Xunqueira ata a entrada de Landrove; con esas chaves se divide en tres o tramo e así se acota o número de persoas afectadas», explicó ayer.

Tramos viejos

El problema que ha tenido en los últimos años Viveiro es que parte de la red de suministro era antigua y estaba en fibrocemento. Era el caso de Chavín, donde había problemas habituales y donde el año pasado se sustituyó esa red por canalización nueva, lo que sirvió para que esos problemas desaparecieran, señalaban ayer desde la concesionaria.

Sin embargo quedan aún tramos antiguos, especialmente en la zona de Covas y Celeiro «que se van substituíndo pouco a pouco».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 500 abonados se quedaron varias horas sin agua en Viveiro