«Estos años nos hemos volcado en el área recreativa y el parque de animales»

MAR G. BALSEIRO VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

El colectivo de 250 comuneros prepara un homenaje al fallecido Manuel Soto

19 jul 2016 . Actualizado a las 14:36 h.

Carlos Méndez se convirtió hace un mes en presidente de la Comunidad de Montes de Santa María Mayor, San Roque y Penedo do Galo, que agrupa a 250 comuneros de Viveiro. El fallecimiento de quien fue su presidente durante dos década, Manuel Soto, «que nadie lo esperaba» obligó a reestructurar los cargos, y Méndez fue elegido por unanimidad. «El reto es mantener el listón en lo que a trabajo y dedicación que dejó Soto», al que harán un homenaje póstumo.

-Una nueva etapa...

-Nueva etapa, aunque para mi no es nueva porque yo llevo en la comunidad desde 1995 cuando forme parte de la primera junta rectora, aunque la comunidad de montes ya estaba funcionando.

-Etapa de continuidad, entonces

-Si. En principio es de continuidad. Yo llegué a la situación de hoy por las circunstancias que pasaron, el fallecimiento de Manuel Soto. Nadie lo esperaba, y yo menos. Calculábamos acabar el mandato como otras veces, como estos 20 años al lado de él. El reto es mantener el listón en lo que se refiere al trabajo y la dedicación que dejó Soto.

-¿Qué proyectos tienen?

- La reforestación la teníamos hablado y teníamos que hacerlo ya, porque lo que se corta hay que plantarlo. Las repoblaciones estaban previstas, pero por mantener el área recreativa en el estado en el que está, con un aspecto inmejorable, nos hemos volcado un poco más en ella y ahora toca volcarse en lo otro.

-San Roque es una de las áreas recreativas más atractivas de la comarca.

-No cabe duda. Trabajo nos cuesta mantenerla así. Estos últimos años nos hemos volcado en el área recreativa, el parque de animales, plantación de autóctona tanto en el área recreativa como en el semilleiro...Hemos apurado los márgenes para la repoblación, y toca cumplirlos. Hay zonas que se repueblan solas porque son de eucalipto y se reproduce, pero el pino hay que plantarlo. Tenemos unas 32 hectáreas para repoblar, este año de unas 2,5 hectáreas, y ya en el 2017, 2018 y 2019 se completará hasta las 32. La comunidad de montes de San Roque se mantiene básicamente de los ingresos de la corta de madera y de lo que el parque eólico le aporta anualmente. Pero con este canon anual no llega para mantener el área recreativa ni los trabajos que hay que hacer durante todo el año en la comunidad. Dependemos de las cortas de madera que se hacen. De eso vamos sobreviviendo.

-¿Qué presupuesto tienen?

-Sobre 75.916 euros. En el 2016 la reforestación además de las rozas mecanizadas de parte del monte para tenerlo en estado óptimo son lo que nos va a llevar parte del presupuesto. El resto son gastos comunes fijos del área recreativa que no podemos evitar, el de personal que nos lleva 20.000 euros en total (tienen un operario). Y luego en inversiones, el arreglo, en colaboración al 50 % con el Ayuntamiento, de los servicios que llevaban muchos años y las canalizaciones hasta la fosa séptica estaban deterioradas. Los servicios estaban bastante deteriorados, debido sobre todo al vandalismo, que no puedes evitarlo. E hicimos un convenio con el Ayuntamiento para repararlos totalmente, por dentro y por fuera, e incluso ampliamos un poco la fosa séptica. El combustible de la maquinaria y los coches, sobre 4.000 euros; los servicios profesionales, porque trabajamos con una empresa de ingeniería de montes que nos supervisa los trabajos, nos da la pautas y el certificado final de los trabajos. El mantenimiento de la capilla, que siempre hay que hacerle algo, el del semillero y el merendero que prácticamente todos los fines de semana están ocupados. Los comuneros van allí y no se les cobra nada, agua, luz, madera para hacer fuego, y no se les cobra nada. El alumbrado del área recreativa es otra partida que te lleva 5.000 euros. Y el mantenimiento del parque de animales en cautividad también se lleva una parte, porque hay que comprarles forraje y pienso, veterinarios...

-¿Cuántos animales hay ahora en el parque?

-En este momento teníamos 14 gamos, nacieron dos hace un mes, y creemos que hay otras 3 hembras preñadas, y si todo va bien serán 19; tenemos un apareja de ñandúes y luego las ovejas del Camerún que hace dos años trajimos un macho y dos hembras, que han criado, por lo que habrá ocho. Es un atractivo más. Tenemos burros, un macho y dos hembras, y tres ponis. Todo eso también consume. El área ocupa tres hectáreas cerradas y tenemos que ir controlando para que no hay súper población.