Un percebeiro muere y otro se salva tras arrastrarlos un golpe de mar en Xove

Marineros veteranos y con barco, faenaban por la costa, donde el oleaje bate fuerte


viveiro / la voz

Un veterano marinero de O Vicedo falleció ayer por la tarde tras ser arrastrado por un golpe de mar cuando extraía percebe en Xove. La misma ola se llevó a otro profesional que faenaba en esa misma zona de A Mariña, pero este logró salvarse agarrándose a las rocas. Aunque ambos tienen embarcaciones, ayer decidieron mariscar desde la costa, en un lugar entre acantilados e islotes donde el oleaje bate fuerte. La pesca de A Mariña está de luto por ese trágico accidente laboral.

La víctima mortal es José Pigueiras Devesa, de 55 años, vecino de O Vicedo y dueño y patrón del barco de artes menores Norteño, con base en Celeiro. Trabajaba en la costa de Xove, en el entorno de Punta Roncadoira, entre los islotes de Os Netos y Punta Fondás. Cerca de él estaba otro marinero veterano, el propietario y patrón de otra lancha de Celeiro, la Nazaret e Lucía. A él también se lo llevó el mar, pero consiguió salir trepando por las rocas, a las que pudo agarrarse.

Por otros marineros y dirigentes del sector pesquero de A Mariña también se sabe que el fallecido logró mantenerse a flote tras ser arrastrado por la ola. El que consiguió salvarse quería lanzarle un cabo, para que se sujetase y poder tirar por él hacia la costa. No tuvo opción, porque ya lo vio flotando entre las olas, probablemente porque otro golpe de mar se lo tragó por segunda vez.

Profesionales de la pesca y fuentes ligadas al operativo de rescate cuentan que este se activó cuando el marinero que sobrevivió dio la voz de alerta. Salvamento Marítimo movilizó el helicóptero Pesca 2, de Gardacostas de Galicia y con base en Celeiro, y su lancha Salvamar Alioth, de Burela. La aeronave localizó flotando al percebeiro, que hasta ese momento se daba por desaparecido. Cuando lo encontró estaba inconsciente. Lo trasladó al Hospital da Costa, en Burela, a pocos kilómetros del lugar de la tragedia. Sobre las seis de la tarde se confirmaba que nada se había podido hacer por José Pigueiras Devesa, quien ya había perdido la vida cuando entró en el hospital de A Mariña.

El marinero fallecido deja mujer, una hija y un hijo, que trabajó con él. Quienes les conocen cuentan que José Pigueiras se estaba planteando jubilarse, después de dedicar toda la vida al mar. En señal de duelo, ondean a media asta las banderas de la cofradía de Celeiro, a la que estaba afiliado porque ese puerto es la base de su barco Norteño.

Los mismos percebeiros que relatan el trágico accidente de ayer por la tarde en Xove apuntan por qué sus dos colegas faenaban por la costa, y no en sus barcos. No había mala mar, pero en esa zona les dificultaba saltar del barco a las rocas para trabajar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un percebeiro muere y otro se salva tras arrastrarlos un golpe de mar en Xove