Ribadeo denuncia al Defensor del Pueblo el apagón del Puente de los Santos

Le reclaman que Fomento pague el alumbrado, del que carece desde finales de 2011

El Puente de los Santos lleva más de cuatro años sin luz, desde que Castropol se hartó de pagar en solitario la factura eléctrica.
El Puente de los Santos lleva más de cuatro años sin luz, desde que Castropol se hartó de pagar en solitario la factura eléctrica.

RIBADEO / LA VOZ

Las luces públicas que iluminaban el Puente de los Santos, que sobre el río Eo une Galicia y Asturias, se apagaron una noche de diciembre del 2011. Fue cuando el Ayuntamiento de Castropol se hartó de pagar en solitario la factura eléctrica (entonces de unos 400 euros al mes) y reclamó a Fomento unos 15.000 euros de deuda acumulada desde 2008, año en que este paso estratégico fue desdoblado en autovía. Desde entonces, las luces no han vuelto a encenderse, pese a las reiteradas demandas de los ayuntamientos de Ribadeo y Castropol a Fomento. Esta semana, el alcalde ribadense, Fernando Suárez, harto del silencio y las evasivas recibidas por el Ministerio decidió dar un paso más y denunciar el hecho al Defensor del Pueblo, de quien reclama su intervención.

Actúa así porque considera una injusticia que Fomento no asuma su responsabilidad, «cumpra coa lei e atenda ao coidado e custodia das súas propias infraestruturas» y por el riesgo que se deriva para los conductores por una deficiente iluminación pública.

Suárez va más allá al apelar a la intervención del Defensor del Pueblo por una actitud, la de Fomento, que además de irresponsable considera ilegal. Por eso le pide «encarecidamente» que haga uso de las facultades que le otorga la Constitución como la legislación vigente «e tome as medidas oportunas (...) antes de que teñamos que lamentar algunha desgraza persoal que non se poida solucionar despois coas palabras ou con baleiros expedientes de responsabilidade patrimonial, que a fin de contas tampouco resolven o dano causado».

Se da además la circunstancia de que el Puente de los Santos cuenta a ambos lados con aceras, de unos 80 centímetro de anchura, separadas por vallas de la autovía, que se construyeron expresamente para facultar el paso de ciclistas y peatones y singularmente de peregrinos, que de noche deben avanzar a oscuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribadeo denuncia al Defensor del Pueblo el apagón del Puente de los Santos