Costas quiere saber cómo afectaría a la fauna una mejillonera «offshore»

SALVADOR SERANTES VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Un barco semejante a los empleados en las bateas se emplearía en la mejillonera prevista en Luarca.
Un barco semejante a los empleados en las bateas se emplearía en la mejillonera prevista en Luarca. t.l.

En Celeiro declinaron una planta de cultivo similar a la proyectada para Luarca

12 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Offshore, fuera de la costa, pero dentro del dominio público marítimo-terrestre. A kilómetro y medio de Querúas, en el vecino Occidente asturiano, está proyectado instalar una planta de cultivo de mejillones. Sería similar a la propuesta en el exterior de la ría de Viveiro, que el sector pesquero de Celeiro declina. Ahora Asturias analiza con detalle el impacto ambiental de esa instalación acuícola. Entre otras razones, porque la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar juzga «recomendable disponer de más información sobre los posibles impactos en la fauna bentónica, pelágica y las aves».

Ese departamento estatal también echa en falta analizar, «por ejemplo, el efecto de atracción de la fauna por la presencia de bivalvos, descarga al medio de desechos orgánicos e inorgánicos...». Según Costas, «ninguno de estos aspectos se tienen en cuenta» en la documentación con la que los promotores concluyen que la mejillonera de Luarca es «compatible con el medio marino». El citado organismo nacional estima que con el proyecto de Mar Abierto Mejillones del Cantábrico «no se puede valorar el impacto que la instalación tendrá sobre el fondo marino, ya que no se detallan las dimensiones de los elementos de fondeo y su posible erosión».

Para la Dirección de Recursos Naturales de Asturias, con la mejillonera «parece no existir grave problema con los organismos bentónicos y las aves».