El río arrastró toneladas de ramas hasta el puerto de O Vicedo

Inmaculada Eiroá González
INMA EIROÁ VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

El muelle vicendense presentaba ayer este aspecto, con la leña acumulada que arrastró el río.
El muelle vicendense presentaba ayer este aspecto, con la leña acumulada que arrastró el río. pepa losada

Una jornada de viento y lluvia dejó un reguero de incidencias en la comarca

10 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Hasta el martes toca continuar aguantando las borrascas que entran y salen sin dar margen para recuperarse. Ayer, una de las imágenes más llamativas es sin duda la que ofrece el puerto de O Vicedo, a donde han ido a parar toneladas de ramas que fueron arrastradas estos días por el río.

El guardamuelles, Manuel Cora, explicaba que no se produjeron daños en ninguna embarcación e incluso las molestias para los barcos de pesca son inexistentes debido a que al acumularse la leña en la zona de la escollera no impide que los pesqueros atraquen en la zona que tienen reservada. La solución, dijo, seguir atentos y esperar a que las mareas vayan eliminando toda esa leña.

Viento y lluvia produjeron distintas incidencias. Al barrio mindoniense de San Lázaro acudieron ayer por la mañana los bomberos de Barreiros para desatascar las canalizaciones y abrir la compuerta del alcantarillado para que no se inundaran varias viviendas a las que había entrado el agua. Por la tarde, apuro en Valiñadares, donde al atascarse una tajeas se inundaba una casa.