VIVEIRO / LA VOZ

Alivio general en A Mariña al ver que ayer a mediodía cesaban las intensas lluvias que cayeron en la comarca desde el jueves. Menos de 24 horas en las que se batieron todos los registros pluviométricos de los últimos tres meses en la comarca. Como otras veces, se desbordaron los mismos ríos en los mismos lugares de siempre. El agua provocó inundaciones, desprendimientos e incluso obligó a cortar algunos viales secundarios. A la tregua de la tarde-noche de ayer le sigue hoy y mañana una nueva alerta, por vientos que podrán superar los 80 kilómetros por hora. No están pronosticadas lluvias tan intensas como las de anteayer y ayer.

Otra vez, en la parroquia viveirense de Landrove, el Landro mantuvo en vilo a decenas de vecinos: ya se había desbordado anteanoche, pero ayer de madrugada, con la subida de la marea, la situación empeoró. El río anegó fincas y obligó a cortar la carretera. También en Viveiro, en Area, se restringió el tráfico por un vial anegado de agua.

El río Masma también se salió del cauce en Barreiros e inundó fincas en Celeiro de Mariñaos, Vilamartín, San Xusto y Cabarcos, donde estuvo un puente cortado. Como paró de llover, no fue necesario impedir la circulación por la carretera de Remior.

Por una balsa de agua, sí estuvo cerrada al tráfico un vial que discurre paralelo a la playa de Llas, en el municipio de Foz.

San Xurxo, Santo Tomé y el barrio de Soutelo volvieron a ser los lugares de Lourenzá más afectados por las riadas, con el Baos anegando varias fincas.

Como otras veces, el riachuelo Madanela se desbordó en Vilaframil, en Ribadeo, donde tapas del alcantarillado saltaron por el agua en la zona baja del puerto.

En Alfoz se desbordó el río Ouro en Carballido y en Bacoi.

También se salió de su cauce el río Masma en otro lugar habitual, Pedrido, en Mondoñedo.

En Lieiro, municipio de Cervo, entró agua y tierra en el garaje de una casa, pero el Xunco no llegó a desbordarse en la localidad cervense, como suele ser habitual.

Cunetas desbordadas, desprendimientos de taludes y bolsas de agua se sucedieron en Ourol, O Vicedo, Trabada y O Valadouro. En Burela no hubo problemas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alerta por viento tras las intensas lluvias que desbordaron varios ríos en la comarca