La lluvia que cayó por primera vez en muchos días ayuda a prevenir las llamas

la voz

Por primera vez en muchos días, ayer llovió en A Mariña. Otoño e invierno comenzaron en la comarca con el agua y el viento que soplaron el 28 de diciembre. La lluvia ha contribuido a prevenir las llamas en los montes de la comarca, porque los ha humedecido después de tantas jornadas continuas de sol y temperaturas que rondaron los 20 grados. Ese inusual buen tiempo en los últimos meses del año ha sido uno de los factores que han contribuido a la propagación de los incendios, especialmente en el Occidente de Asturias, aunque también en A Mariña.

Datos de las estaciones de MeteoGalicia revelan que ayer, hasta las siete de la noche, se habían acumulado 12 litros de lluvia por metro cuadrado en A Pontenova, 10,6 en A Fragavella (entre Mondoñedo y Abadín), 9,2 en el monte Castelo de Burela, 5,8 en Foz, 7,2 en Ribadeo, 8,3 en Penedo do Galo (Viveiro) y 9,1 en Borreiros, en la parroquia viveirense de Galdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La lluvia que cayó por primera vez en muchos días ayuda a prevenir las llamas