Cientos de personas homenajean a Enrique Cal Pardo en Mondoñedo

La ciudad lo nombrará hijo adoptivo y su Viveiro natal lo agasaja

Enrique Cal Pardo, ayer, en el homenaje con su última publicación.
Enrique Cal Pardo, ayer, en el homenaje con su última publicación.

Ayer, víspera de su 93 cumpleaños, Enrique Cal Pardo recibió en Mondoñedo un cálido y concurrido homenaje por su vida y obra. Cientos de personas asistieron a los dos actos públicos de reconocimiento a un viveirense de cuna que en breve será nombrado Fillo Adoptivo de Mondoñedo. Sacerdote e investigador, Enrique Cal Pardo se emocionó en diferentes momentos con las palabras de quienes glosaron su intensa trayectoria intelectual, sacerdotal y personal.

Con el profesor Fran Bouso como mantenedor del acto, en el salón del Seminario de Mondoñedo también se presentó ayer la última obra de Enrique Cal Pardo, Mondoñedo, catedral, cidade, bispado na segunda metade do século XV, editada por la Diputación de Lugo. Otra aportación de un investigador que la alcaldesa mindoniense Elena Candia definió como «a voz da historia de Mondoñedo e de Galicia». Por esas y otras muchas razones, el Concello de Mondoñedo anunció ayer que lo reconocerá como hijo adoptivo del municipio.

Francisco Piñeiro y Xosé Vizoso, dos miembros del comité organizador del homenaje, le entregaron a Enrique Cal Pardo un ejemplar único de su última obra, con un anexo en el que los asistentes a los actos de ayer pudieron expresar lo que querían.

Ante un auditorio abarrotado, José Bello, rector del Seminario de Mondoñedo, glosó la carrera eclesiástica del homenajeado. El escritor Xe Freyre presentó la última publicación de Enrique Cal Pardo y repasó su faceta como investigador. Su hermano Francisco Cal Pardo evocó algunas vivencias personales y subrayó su afán de investigar. De quien hoy cumple 93 años también hablaron la alcaldesa mindoniense Elena Candia, Antonio Veiga, vicepresidente de la Diputación, y Antonio Reigosa, cronista oficial de Mondoñedo. Agradecido, Enrique Cal Pardo trató de transmitir con palabras la emoción que le embargaba ante tantos elogios como los que escuchó.

A continuación, el comedor principal del Seminario de Mondoñedo fue el escenario donde 250 personas asistieron a una comida de confraternidad en la que Enrique Cal Pardo siguió siendo el gran protagonista. A la hora de los postres, el Concello de Viveiro, representado por el teniente de alcalde Jesús Fernández, lo agasajó con una reproducción de la Puerta de Carlos V, emblema de la ciudad donde nació el homenajeado. También le entregaron presentes el Seminario de Estudos Terra de Viveiro y la Asociación Cultural Os Aventados, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cientos de personas homenajean a Enrique Cal Pardo en Mondoñedo