El Burela interrumpe el reinado atlético

Un gol de Peque a tres minutos del final hizo bueno el empate a dos de la ida en Vista Alegre

Eva Lema, que no participó por lesión, levantó la Supercopa.
Eva Lema, que no participó por lesión, levantó la Supercopa.

BURELA / LA VOZ

Las «guerreiras laranxas» añadieron ayer un nuevo capítulo a su libro de proezas al conquistar la Supercopa en La Estación ante el Atlético Navalcarnero, campeón de Liga y Copa.

Un gol de Peque a falta de tan solo tres minutos para la conclusión significó el empate a cuatro con el que el Burela-Pescados Rubén aprovechó el 2-2 de la ida en Vista Alegre. Era la primera jugada de la ala madrileña como portera-jugadora y sin pensárselo dos veces chutó desde la frontal del área. El balón se estrelló en el palo, pero la fortuna sonrió a las naranjas, pues el rebote fue a parar a la espalda de Estela y se convirtió en gol.

Las mariñanas sustentaron su nueva gesta en una magnífica primera mitad que a punto estuvieron de echar por la borda en una continuación en la que fueron, por momentos, incapaces de contener al Atlético.

Ya a los 30 segundos gozó Bea Mateos de un mano a mano con Estela tras una contra llevada por Gaby. La meta colchonera se vio obligada a tocar el balón con la mano más allá de su área y vio la primera cartulina amarilla. La falta posterior, botada por Ceci, no causó demasiado peligro.

Solo fue una pequeña muestra de lo que al Atlético se le venía encima. Poco después fue Ceci la que lanzó una contra que Claudia desperdició sola ante Estela.

Con solo 5 minutos de juego Maite ganó un balón perdido en el área y recibió una clara patada de Amelia. Penalti. Lo tiró Ceci, excesivamente centrado, pero también muy fuerte. Tanto que Estela tocó el balón, pero no pudo evitar que paseniñamente besase la red de su portería.

Sirvió el gol al Burela para reafirmarse en sus posibilidades y comenzó a ejecutar largas posesiones que tenían un denominador común: un Atlético desarbolado. En el segundo gol, las burelistas manejaron el esférico con criterio durante cuarenta segundos hasta que Gaby encontró un hueco donde hacer daño y puso el servicio para que Bea Mateos solo tuviese que empujar a gol.

Provocó el segundo tanto -con el que al Atleti ya no le valdría ningún empate- un pequeño arreón de las locales. O más bien de Leti. La internacional española puso el 1-2 a continuación en una jugada en la que amagó ante Peque y conectó un terrible derechazo raso ante el que Jozi no tuvo opciones. Luego lo intentó otras dos veces con jugadas parecidas, aunque sin puntería. Poco después quiso unirse a ella Ju Delgado en una recuperación ante Bea Mateos. La brasileña sentó a Jozi y se topó con el palo gracias a la rauda intervención de Claudia.

Fue un espejismo, pues la primera mitad solo tuvo un color, el naranja, que dio paso a un pequeño intercambio de opciones en ataque. En las más claras de las colchoneras, Peque -multiplicada ayer- salvó bajo palos un disparo de Marta Pelegrín y Fabi, en un discutible doble penalti, se topó con el palo de la portería de Jozi.

Pero al primer despiste atlético, la brasileña sacó rápido para Gaby y la dejó sola ante una Estela a la que superó de caño para poner un 1-3 que parecía definitivo ya antes del descanso.

Una costosa pájara

Cambió ostensiblemente en la segunda mitad la imagen del actual campeón de Liga y Copa. Principalmente porque la pichichi del último campeonato de la regularidad se echó a sus compañeras a la espalda.

Avisaron primero Leti y Ju Delgado, que se toparon con Jozi. Pero Ari no perdonó. Primero tiró un espectacular caño ante Gaby, hizo la pared con Amelia, que la devolvió de tacón, y con la puntera empujó la pelota a las mallas.

Luego, la goleadora brasileña empató el partido -que todavía no la final- al culminar con un sutil toque de interior una contra de libro lanzada por Ju. De voltear la Supercopa se encargó su aliada brasileña, aunque contó con la inestimable ayuda de Jozi, que se durmió en la salida de balón burelista y perdió el balón ante Ju Delgado.

En solo nueve minutos, el Atlético había tirado por la borda una magnífica primera mitad del equipo mariñano. Pero ahí apareció el orgullo de las nuevas supercampeonas de España y, especialmente, de su jugadora franquicia, Peque, que acto seguido al 4-3 mandó un genial derechazo al larguero. Luego, en la primera jugada como portera-jugadora marcó el tanto que vale el título para las mariñanas.

En esos tres minutos finales, las burelistas saborearon su nueva gesta con una genial resistencia al juego de cinco colchonero.

Primera Supercopa burelista Completan el palmarés Atlético (4), Elche (3), Móstoles (2), UCAM Murcia, Deportivo Córdoba y Ponte Ourense.

Atlético: Estela; Desi, Leti, Ari y Ju Delgado -cinco inicial-. También jugaron Marta Pelegrín, Amelia, Rocío Sevilla, Fabi y Peke.

Burela: Jozi; Peque, Gaby, Bea Mateos y Shiori -quinteto de inicio-. También jugaron Ceci, Maite y Claudia.

Goles: 0-1, min. 6: Ceci, de penalti. 0-2, min. 9: Bea Mateos. 1-2, min. 10: Leti. 1-3, min. 18: Gaby. 2-3, min. 23: Ari. 3-3, min. 27: Ari. 4-3, min. 29: Ju Delgado. 4-4, min. 37: Peque.

Árbitros: Díaz Dovale y Gómez Fernández (Madrid). Amonestaron a las locales Estela, Peke y Leti y a las burelistas Bea Mateos y Ceci.

Incidencias: Unos 400 espectadores en La Estación. Vuelta de la XIII Supercopa de España de fútbol sala femenino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Burela interrumpe el reinado atlético