La Diputación reclama mejoras en las carreteras que pasan por A Mariña

s.o.

A MARIÑA

La N-642 es un suplicio, pese a los parcheos.
La N-642 es un suplicio, pese a los parcheos. x. f. ramallal

BNG, PSOE y PP se unen para emplazar al Estado y a la Xunta a cumplir sus compromisos con la comarca

29 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Carreteras con trazados del siglo pasado y mantenimiento deficiente son la única alternativa para desplazarse por A Mariña, tanto entre los 15 municipios que la forman como con el exterior. El más nuevo es el tramo de la A-8 que va de Ribadeo al límite de Mondoñedo con Abadín, pero que entre Lourenzá y su final está periódicamente cerrado al tráfico por la niebla. BNG, PSOE y PP se unieron ayer en la Diputación de Lugo para reclamar al Estado y a la Xunta mejores vías de comunicación para A Mariña.

Antonio Veiga, portavoz nacionalista en la Diputación, hizo hincapié en que ha llegado el momento de que el Estado y la Xunta «desbloqueen as actuacións comprometidas para mellorar as infraestruturas viarias na Mariña». Transmitiendo un mensaje compartido por la ciudadanía y por los agentes ecónomicos y sociales, el diputado provincial del BNG subrayó que las carreteras actuales «condicionan o desenvolvemento económico da comarca».

Pendientes de compromisos de mejora, de reparar deficiencias o de nuevas construcciones, están tramos mariñanos de la A-8, la N-642, la N-634, la LU-124 y el vial Barreiros-San Cibrao.