Carta de despedida del hasta ahora obispo de Mondoñedo

M. Sánchez Monge

A MARIÑA

07 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Queridos diocesanos:

El Papa Francisco me ha nombrado hoy Obispo de Santander. Quiero expresar desde este momento mis sentimientos de profunda gratitud al Santo Padre por la confianza depositada en mi humilde persona, a la vez que manifiesto mi fraterna adhesión y fidelidad al Sucesor de Pedro. También le ofrezco mi oración.

Siento pena al tener que dejar esta hermosa tierra del noroeste de Galicia, a la que he tratado de conocer y amar con pasión. Desde que fui ordenado obispo el 23 de julio de 2005 hasta hoy, he compartido con vosotros gozos y tristezas; oración, trabajos apostólicos, reflexión y planes pastorales. Me costó venir hasta aquí desde mi tierra de Palencia y ahora me cuesta dejaros, porque os he conocido y os amo. En este momento del adiós siento la necesidad de dar gracias a Dios por vosotros, que me habéis acogido y querido, desde el primer momento de mi presencia entre vosotros.

Nuestro pueblo que está atravesando una grave crisis económica, pero sobre todo moral y espiritual. Aunque son innegables algunos signos de recuperación, todavía no afecta a las capas sociales más desfavorecidas, especialmente a los jóvenes que no encuentran trabajo.