Asturias inicia los trabajos para sanear su margen de la ría de Ribadeo

DANIEL GAYOSO RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

La inversión prevista del Principado, en dos fases, se aproximará a los doce millones de euros

10 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Las primeras casetas de obras ya están instaladas en el concejo de Castropol. Allí, en la zona de Granda, se construirá durante los próximos meses una depurada de vanguardia que servirá para sanear la ría de Ribadeo. Se eliminarán los vertidos de la parte asturiana, que hasta ahora no disponía de saneamiento, ya que en la margen gallega funciona desde hace tiempo una depuradora ubicada en Ribadeo. En los próximos días comenzarán los movimientos de tierra. Es la previsión de la consejería de Fomento del Principado, que estima que la actuación podría estar terminada a finales del próximo año o principios de 2016.

La construcción de la depuradora costará 4,4 millones de euros y para el resto de infraestructuras de control y bombeo se gastarán otros siete millones de euros. Pendiente quedará una segunda fase del saneamiento, centrada en Vegadeo y alrededores, que contaría con un presupuesto superior a los seis millones de euros. Esta última actuación estaría supeditada a la aprobación de los presupuestos regionales del próximo año, algo poco probable teniendo en cuenta la minoría en la que se encuentra el gobierno socialista y la falta de apoyos en el parlamento.

La futura EDAR, que estará ubicada entre la ría y el núcleo de Granda, se ha diseñado teniendo en cuenta que la solución de depuración debe ser compatible ambientalmente con la zona, al tratarse de un espacio de gran valor ecológico y paisajístico. Estará pensada para dar servicio a unos 6.000 habitantes, por lo que se creará una red de colectores suficiente para permitir la recogida y transporte a esa depuradora.