Comenzó el juicio por el asesinato a tiros del empresario de Boal

El único acusado, un vecino del concejo, se negó a declarar ayer en la vista


BOAL / LA VOZ

El juicio por el crimen del empresario boalés, Álvaro Rodríguez, comenzó ayer en Oviedo casi cuatro años después de haberse producido. El único acusado, J.J.O., se negó a declarar durante la primera sesión, aunque su defensa volvió a argumentar que cuando se cometieron los hechos, este jubilado del mismo concejo, tenía las facultades mentales mermadas.

Durante esta primera jornada del juicio, que se alargará durante toda la semana y contará con jurado popular, sí declararon algunos de los agentes que trabajaron en la detención del acusado, que presuntamente habría acabado con la vida del empresario con dos tiros de escopeta. En sus intervenciones, explicaron que trabajaron casi desde el primer día con sospechas muy fundadas sobre la autoría.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del 10 de noviembre de 2010, cuando el acusado habría entrado, presuntamente, en la nave que regentaba la víctima, ubicada en el alto de Llaviada, y le habría disparado con una escopeta desde la puerta de entrada. A continuación, le asestó otro tiro en la cabeza. Del interior de la nave fueron sustraídos unos 300 euros.

Tres meses después, fue la Guardia Civil la encargada de detener a J.J.O.., vecino de Prelo, extrabajador de la empresa regentada por el empresario asesinado y jubilado de la central eléctrica de Doiras.

El Ministerio Público pide 21 años de cárcel, 18 por asesinato y otros 3 por robo con fuerza. Explica que, tras ser sorprendido el acusado robando en la nave del empresario, el acusado tenía miedo de una denuncia y, por ese motivo, pudo acabar con su vida.

La defensa, en cambio, rebaja la petición a 8 años por un delito de homicidio. Sostiene esta parte que existe un atenuante de enfermedad mental, a lo que se une que el acusado reconoció los hechos. También informan de que el acusado ha estado ingresando mensualmente mil euros para hacer frente a las posibles responsabilidades civiles y que colaboró con la justicia, aportando pruebas cruciales como el lugar donde tiró la caja fuerte robada a la víctima.

El juicio ha levantado una gran expectación, dadas las circunstancias del asesinato y la conmoción que provocó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Comenzó el juicio por el asesinato a tiros del empresario de Boal