Cierran por tercer día el paseo de Laredo, en Foz, para evitar tragedias

María Cuadrado Fernández
MARÍA CUADRADO FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

Coincidiendo con la pleamar, las olas pasaban por encima el espigón focense.
Coincidiendo con la pleamar, las olas pasaban por encima el espigón focense. a. gonzález-a caixa escura

Portos reparará los daños del invierno pasado cuando mejoren las condiciones

10 oct 2014 . Actualizado a las 05:02 h.

El Concello de Foz ordenó nuevamente ayer por la tarde el cierre de un tramo del paseo de Laredo, que bordea la playa de A Rapadoira. La suma de las mareas vivas en pleamar convierten este espacio en un lugar de riesgo para los viandantes, ya que las olas pasan por encima del espigón. Desde el Concello quieren evitar el mínimo riesgo y reiteran que continuarán cerrando el paseo mientras no mejore el estado del mar. El pueblo de Foz todavía tiene muy presente la tragedia que se registró en ese lugar en febrero de este año, cuando una ola arrastró a Andrés M.H, de 15 años, que circulaba en bicicleta. El tramo que ayer volvió a cerrarse está situado al final del paseo, el más próximo al faro. Personal de Protección Civil vigilaba la zona para evitar que ningún viandante se acercara al lugar. El alcalde Javier Jorge Castiñeira considera que lo más prudente ha sido cerrar el paseo, como medida preventiva y para evitar cualquier accidente o tragedia.

También avanzó que en próximas fechas, y cuando las condiciones del mar lo permitan, Portos acometerá en el espigón varios trabajos para reparar los daños causados por los temporales del invierno pasado. Inicialmente estaba previsto que estas obras se acometieran después de la primavera, pero decidieron aplazarlas para no interferir en la campaña de verano ni en los controles que se realizan para conseguir el distintivo de bandera azul. Además de reparar la base del espigón que quedó dañado en algunos tramos, Portos contempla reponer losetas dañadas y subsanar otros desperfectos, según avanzó el regidor.