Ribadeo, la cofradía más pequeña, afronta dividida el reto de subsistir

Con lonja, flota y marisqueo en mínimos, José Luis García la presidirá


viveiro / la voz

En el 2001, la lonja subastó casi 88 toneladas de pescados y mariscos, por 407.000 euros; el año pasado, menos de 11 toneladas y 108.000 euros. Un porcentaje de esas ventas, rentas de dos locales que alquila y cuotas de socios, nutren las arcas de la Confraría de Pescadores de Ribadeo. Resultado de la fusión con la de Rinlo, es la más pequeña de A Mariña. Agrupa a una mariscadora de a pie, once percebeiras, siete tripulantes de barcos y seis dueños de lanchas artesanales. Veinticinco socios cuyos diez representantes transmitieron división el pasado sábado. Después de dos empates, la pugna se resolvió aplicando el criterio de declarar vencedor al de más edad. Ese punto de partida complica aún más el inevitable reto del pósito, subsistir.

En esa travesía, José Luis García García tomará el mando del pósito ribadense. Su rumbo está trazado. Por la ley de los mercados, que está concentrando en Burela y Celeiro las subastas de pesca y marisco. Y por las normas europeas, españolas y gallegas, que diseñan un futuro donde las entidades del sector pesquero han de ser autosuficientes.

Celia Pacio, la anterior patrona mayor, lo ha resumido en diferentes ocasiones: «Loitamos para que Ribadeo non quede sen confraría: facemos todos os esforzos para non caer en números vermellos e non temos débedas». Los ingresos por alquileres seguirán, ¿y las ventas en lonja? ¿y mariscadoras y barcos?.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ribadeo, la cofradía más pequeña, afronta dividida el reto de subsistir