«Hay problemas graves de termitas en los cascos históricos de Galicia»

Este mindoniense colabora en un protocolo que se aplicará a nivel estatal


mondoñedo / la voz

El mindoniense David Lorenzo, formado en la Escuela Superior de Montes de Lugo, es una autoridad en patologías de la madera. A sus 37 años ha pasado por los centros de investigación forestales de Madrid y Galicia y ahora trabaja en Tecnalia, un centro de investigación de materiales afincado en Euskadi y, además, forma parte de uno de los grupos de expertos del Comité de Normalización Nacional de España, el que se está ocupando de elaborar un protocolo que se aplicará a nivel estatal y en el que se marcan las pautas a seguir cuando las termitas se instalan en un casco histórico o población.

-¿Cuáles son las peores patologías de la madera

- Si la madera es de tipo estructural las peores patologías son los hongos de pudrición y las termitas. Si se trata de suelos o carpinterías, además de los hongos y las termitas, están las carcomas.

-Termitas las han detectado en el casco de Ferreira do Valadouro

-Si. Sabemos que en Ferreira tienen termitas, pero no sé la magnitud del problema porque no llevo yo el estudio. No se trata de un caso aislado, en el resto de pueblos de Galicia y España es habitual encontrarse con este problema en construcciones antiguas. Las termitas a nivel mundial están asociadas a climas tropicales. En Europa las hay en todos los países del sur (Francia, Italia, Grecia, hay muchas en Portugal y España está llena). En Galicia las hay en las cuatro provincias. Y es un problema bastante grave, porque no desaparecen, van a más y atacan a todas las maderas durables y no durables, al duramen y a la albura. Se comen las celulosas y cualquier elemento de madera, estructuras, vigas, cubiertas, carpinterías y ojo, si tenemos bibliotecas en un edificio histórico, se las comen. Se han comido incunables, archivos, documentos...

-¿Diría que son el peor problema?

-Si, si tengo una casa y me entran termitas sería para preocuparse. Son el peor enemigo de la madera. Viven bajo tierra y nos van a comer a la casa. Es complicado verlas a no ser que el ataque venga de viejo, porque se comen la parte de dentro, pero dejan una película de dos milímetros para protegerse del aire y la luz. Cuando nos damos cuenta es cuando se desploman las estructuras y aparecen unas hormigas blancas o las conducciones de barro que fabrican para pasar de un forjado a otro. A veces las confunden con hormigas voladoras.

-¿En qué consiste el protocolo que están elaborando?

-En él se marcan las pautas a seguir por parte de un ayuntamiento cuando en un casco histórico o población aparecen termitas. Así el alcalde, el concejal o el arquitecto municipal sabrán qué pasos dar para atajar el problema, no como ahora que, o no hacen nada, o hacen lo que les dice una empresa especializada, pero no es un tratamiento estandarizado.

-¿Cuando estará listo el protocolo y qué se incluye en él?

-La estimación es que en los próximos meses se acabe, se publique y se ponga a disposición de los ayuntamientos. Las actuaciones que se recomiendan se dividen en tres fases. La primera, hacer un estudio de las casas y espacios públicos afectados, saber el número de edificios, cuál es el nivel de afectación, cuántas colonias de termitas hay y cuál es su tamaño. En la segunda fase se proponen las pautas para controlar y tratar de erradicar el problema y en la tercera se dan pautas de rehabilitación y mantenimiento de los edificios para prevenir que no aparezcan de nuevo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«Hay problemas graves de termitas en los cascos históricos de Galicia»