El «sí quiero» de Jorge y Saúl, una boda llena de glamur en Viveiro

La pareja llegó en un Morgan al teatro Pastor Díaz entre gran expectación

la voz

Viveiro se convirtió ayer en un escenario perfecto para una boda diferente, llena de detalles y sorpresas para los 325 invitados que asistieron a la ceremonia y la fiesta posterior. Saúl Jiménez y Jorge Pernas, expertos en bodas porque han sido los autores de los reportajes fotográficos de muchas parejas de la comarca con Foto Carlos, sellaron ayer en el teatro Pastor Díaz una historia de amor de más de una década, y en una ceremonia llena de música y colorido, y seguida desde el exterior con expectación por los viveirenses.

La pareja llegó a la plaza Mayor en un Morgan biplaza verde conducido por el propio Saúl. El secreto mejor guardado, la ropa de los novios, se desveló entonces. Trajes muy british, realizados a medida por Juanjo, el sastre de El Corte Inglés de A Coruña con tejidos Holland & Sherry adquiridos en Reino Unido, zapatos modelo scalpers, pantalones pitillos, y chalecos y pajaritas en los que dominaban el cuadro escocés. Azul uno; verde el otro, y el rojo en común combinando los pequeños detalles. Unos pocos metros a pie, y el viejo teatro Romántico se abrió para recibir a la pareja a la que esperaban en sus butacas los invitados. Muchos curiosos les lanzaron piropos: ¡Guapos! ¡Vivan los novios!

María Loureiro, teniente de alcalde de Viveiro, ofició una ceremonia que la pareja ya advirtió que no sería «al uso». Sin el tradicional intercambio de anillos, ambos esposaron sus muñecas y las llaves, 13, realizadas por Óscar Rodríguez Joyeros les fueron entregadas a otros tantos testigos a los que, por sorpresa hicieron subir al escenario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

El «sí quiero» de Jorge y Saúl, una boda llena de glamur en Viveiro