Quienes viven de la merluza ya quieren ver a la flota pescando

Esperan que la UE suba el jueves la cuota y el Estado la reparta rápido


viveiro / la voz

Mientras algunos políticos dan por hecha la ampliación de la cuota de merluza en Gran Sol, entre los dirigentes pesqueros hay quienes lo creerán cuando el acuerdo sea firme. Podría ser este jueves, fecha señalada en el calendario por quienes más dudas albergan sobre un acuerdo político que marcará sus ingresos hasta final de año. Quienes viven directamente de la merluza, sobre todo los que dependen de barcos ahora amarrados porque agotaron su cuota, ya quieren verlos pescando de nuevo. Saben que no será inmediato, pero apremian a la UE y al Estado español para agilizar todo lo posible una decisión que consideran «de sentido común: se hai peixe no mar, se Gran Sol está petado de merluza, ¿por qué non nos deixan pescar?».

En Celeiro y Burela, entusiasmo, moderación y recelos describen reacciones a la propuesta de la Comisión Europea. Confirmada la abundancia de merluza, cuatro meses después de que se demandasen por primera vez más capturas este mismo año, la UE respondió al amarre forzoso de 30 barcos españoles proponiendo asignarles 4.019 toneladas más. España e Irlanda apoyan una reclamación avalada por los científicos, en lo que al excelente estado de ese recurso pesquero se refiere. Francia se opone al incremento de cuota.

Armadores, tripulaciones, comercializadores, transportistas, proveedores y personal de lonjas y puertos temen más paro si la propuesta no sale adelante ya.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Quienes viven de la merluza ya quieren ver a la flota pescando