Suárez pone orden en el albergue, que abrirá y vigilará la Policía


ribadeo / La VOz

Delegar en la policía municipal. Esa ha sido la solución que ha encontrado el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, para poner un poco de orden tras la disolución del Grupo Municipal de Intervención Rápida. Ahora son los policías quienes asumirán funciones que desempeñaba el Grumir, como abrir el albergue y cobrar cada noche a los peregrinos o abrir y cerrar el ascensor panorámico.

Frente a las críticas, Suárez negó que el albergue hubiese sido abandonado. Sí reconoció que hubo un cierto descontrol durante unos días, pero ahora ya está momentáneamente solucionado. «Non me gusta encargarllo á policía, pero non queda outra porque non imos contratar a unha persoa para que abra o albergue», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Suárez pone orden en el albergue, que abrirá y vigilará la Policía